Hasta hace no mucho el Bitcoin parecía ser la moneda favorita de aquellas personas que tenían planes de viajes, pues son un buen método para costear pasajes de avión, hoteles y alquiler de autos.

Sin embargo, hay una industria que también se está beneficiando del crecimiento exponencial del bitcoin y es el caso del turismo médico o turismo de salud. Según el profesor de economía Marc Pilkington, el turismo médico tiene un valor en el mercado mundial que ronda en los 100 billones de dólares, y que su crecimiento anual es del 25%

Muchas de las personas que se desenvuelven en este entorno están pagando servicios con bitcoins para de esa forma cotizar todo lo que es un viaje al exterior con el fin de realizar tratamientos médicos como pueden ser consultas, transplantes de órganos, y procedimientos quirúrgicos dentales, ortopédicos y cosméticos.

Es por esto que muchas de las instituciones que prestan estos servicios están comenzando a trabajar con la tecnología Blockchain y ya empezaron a aceptar pagos en Bitcoin. Por ejemplo, uno de los casos es el de el Doctor Edward Domanskis que es un cirujano plástico que se especializa en rejuvenecimiento corporal y facial. Sus oficinas principales están en Newport Beach California. El médico admitió que el bitcoin debería llevarse muy bien con su consultorio pues le permitiría a sus clientes cancelar por sus operaciones de una forma mucho más sencilla.

Al igual que Domanskis, muchas clínicas en capitales europeas están aceptando pagos en bitcoins, como es el caso de la Vinci Hair Clinic en la ciudad de Londres, Inglaterra que desde diciembre de 2016 acepta pagos en criptomonedas. Asimismo ocurre en Canadá país en donde desde el 2016 varias de sus clínicas aceptan pagos en Bitcoin.

Escribir un comentario