England

El Banco de Inglaterra descartó sus planes de lanzar su propia criptomoneda, y las razones se deben a las preocupaciones que el ente tiene debido a los posibles impactos que la moneda podría tener en sistema financiero del país.

La noticia llega solo días después de que el Banco Central dijera que una de sus unidades de investigación estaba trabajando un estudio sobre la introducción de una criptomoneda que se vincula con las libras esterlinas. El equipo tenía como fecha tope exponer los resultados de su investigación en los siguientes 12 meses.

El Banco central explicó que una de sus preocupaciones a largo plazo es el hecho de que los usuarios podrían dejar de usar cuentas bancarias comunes para migrar completamente al sistema de banca digital del Banco Central para de esa forma realizar pagos de productos y servicios y cualquier otro tipo de transacción bancaria, y una migración a gran escala podría causar una turbulencia en la economía.

Igualmente, el Banco Central llegó a sugerir que la demanda por papel moneda es “elástica” y que puede ser controlada por las tasas de interés. Sin embargo, es difícil saber si este sistema se seguiría manteniendo debido al crecimiento de las monedas digitales, que cada día debilita el interés en los métodos más antiguos.

Ahora bien, dentro de las declaraciones del Banco Central se dejó en claro que criptomonedas como el bitcoin no representan una amenaza para la economía del país y su estabilidad. El jefe del Banco Central, Mark Carney explicó que el mes pasado que las ganancias que han venido registrándose en el mercado de las criptomonedas tienen de significativas lo mismo que de riesgosas.