Noticias Falsas Francia Regulacion

El presidente de Francia ha dicho que planea introducir una nueva legislación para frenar la difusión de noticias falsas en Internet durante los períodos electorales.

La preocupación radica en la forma en que las redes sociales están siendo manipuladas para canalizar y amplificar la desinformación. Esta realidad ha impulsado la agenda política en los últimos años, especialmente a raíz de la polémica que se produjo luego ser revelados más detalles sobre el alcance de la intromisión del contenido en línea respaldado por Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Ayer, Emmanuel Macron, presidente de Francia, dijo a los periodistas en una rueda de prensa lo siguiente:

En tiempos de elecciones, el contenido en Internet tendrá que seguir reglas ligeramente diferentes. Como saben, la difusión de noticias falsas en las redes sociales sólo requiere unas pocas decenas de miles de euros y se puede hacer con total anonimato.

Informes revelan que el mismo Macron fue el objetivo de las campañas de difamación en línea antes de su elección el año pasado. En concreto, un grupo de hackers filtraron correos electrónicos de campaña horas antes de la votación, mezclando algunos correos electrónicos auténticos con información falsa como afirmaciones de que Macron estaba operando cuentas en las Islas Caimán.

El presidente señaló que la legislación prevista impondrá requisitos de transparencia más estrictos a las plataformas de Internet con respecto al contenido de los anuncios durante los períodos electorales, al exigir que la identidad de los anunciantes se haga pública. También sugirió que existirá un límite en la cantidad de dinero que se puede gastar en contenido patrocinado durante estos períodos.

En los Estados Unidos, bajo una creciente presión política sobre el tema, Facebook ya ha dicho que aumentará la transparencia en torno a la publicidad política en su plataforma, al exigir que los anuncios incluyan información que indique qué página pagó por un anuncio y también dar a los usuarios la posibilidad de visitar la página del anunciante para ver todos los anuncios que están ejecutando actualmente a cualquier audiencia en Facebook.

Según el medio The Guardian, una acción judicial de emergencia como esta en la legislación francesa podría permitir a las autoridades eliminar el contenido o incluso bloquear un sitio web, una medida que sin duda sería controvertida.

El organismo regulador de los medios de comunicación de Francia, el CSA, también estará facultado para luchar contra “cualquier intento de desestabilización” por parte de las estaciones de televisión controladas o influenciadas por estados extranjeros, según el anuncio de Macron.

Por su parte, el medio ruso RT lanzó en diciembre un canal de televisión en francés con sede en París, ampliando su actual contenido en ese idioma, a pesar de la feroz condena del presidente francés que, durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente ruso Vladimir Putin el pasado mes de mayo, condenó a RT y a su compatriota Sputnik por ser “órganos de influencia y propaganda que difunden noticias falsas”.

Facebook ha intentado calmar las preocupaciones sobre cómo las noticias falsas pueden propagarse en su plataforma mediante la introducción de diversas herramientas y procesos destinados a añadir más información en torno a los contenidos de las noticias y para tratar de limitar la difusión de noticias falsas, obstaculizando a los actores que las promueven.

China incluye la minería de criptomonedas entre las actividades que debe eliminar

Ante este polémico panorama, lo cierto es que, detrás de un nuevo régimen de transparencia para los gigantes de la tecnología, la influencia política es lo que está determinando todas estas acciones, en lugar de las soluciones técnicas que en teoría pudieran llegar.

Más en TekCrispy