Shawki Allam, el actual Gran Mufti de Egipto, dijo el 1 de enero que el comercio de criptomonedas está prohibido bajo la ley religiosa islámica debido al riesgo asociado con la actividad, según Egypt Today.

Allam publicó sus comentarios en forma de fatwa, una interpretación de la ley religiosa islámica. Si bien la fatwa no es jurídicamente vinculante, sí cuenta como una opinión legal de alto nivel, y quizás lo marque como uno de los primeros líderes religiosos de mayor rango en el mundo musulmán en prohibir el comercio de criptomonedas bajo la ley religiosa.

Según el informe, además de su volatilidad comercial, Shawki Allam también citó el anonimato de las criptomonedas como motivo de preocupación, afirmando que puede socavar el sistema jurídico al permitir la evasión fiscal, el lavado de dinero, las actividades fraudulentas y la financiación del terrorismo.

Apenas el mes pasado, una mujer de Nueva York fue acusada por presuntamente dar apoyo financiero a terroristas de ISIS usando criptomonedas. Aunque Egipto se encuentra todavía en una etapa incipiente del mercado de criptomonedas, los comentarios de Allam son similares a los comentarios hechos por los organismos gubernamentales seculares.

Como se informó anteriormente, el Banco Central de Egipto refutó los rumores de que permitiría a los bancos procesar transacciones con criptomonedas, diciendo en ese momento:

Para la estabilidad del sistema bancario egipcio, los bancos sólo tratan con las monedas oficiales, y nunca con criptomonedas.

La Turkish Diyanet, su Dirección de Asuntos Religiosos, también ha emitido una fatwa diciendo que Bitcoin no es islámico, pero que usa un razonamiento ligeramente diferente comparado con las declaraciones del Dr. Shakwi Allam. En este sentido, la institución afirmó:

Comprar y vender criptomonedas no es compatible con la religión en este momento debido al hecho de que su valoración está abierta a la especulación, pueden ser fácilmente utilizados en actividades ilegales como el lavado de dinero y no están bajo la auditoría y vigilancia del estado.

En este momento, no está claro si el gobierno egipcio planea actuar en contra del Bitcoin ya que actualmente no hay declaraciones de ninguna de las instituciones del país. Todo lo que sabemos es que el Banco Central de Egipto no desea permitir que los bancos traten con criptomonedas.