Perfeccionista

Los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Bath y la y la Universidad York St. John, en las últimas décadas, ha habido un aumento significativo en las tendencias perfeccionistas entre los jóvenes lo que podría estar atentando contra la integridad de su salud mental.

El estudio es el primero en investigar las diferencias generacionales a través del lente de la búsqueda de la perfección. Los investigadores definieron el perfeccionismo como una combinación de normas personales excesivamente altas y una autocrítica excesivamente dura, que según ellos puede conducir a dificultades psicológicas.

Los investigadores analizaron datos de 41.641 estudiantes universitarios británicos, estadounidenses y canadienses, que habían completado una encuesta de perfeccionismo entre 1989 y 2016.

Examinaron tres indicadores del perfeccionismo: un deseo irracional de ser perfecto, percibir la excesiva expectativa de los demás y colocar estándares poco realistas sobre los demás. Los resultados mostraron que los indicadores aumentaron en un 10%, 33% y 16% respectivamente, entre 1989 y 2016.

El Dr. Thomas Curran, del Departamento de Salud de la Universidad de Bath y autor principal del estudio, sugiere que estos incrementos podrían explicarse por una serie de factores. Los datos sugieren que el uso de las redes sociales puede ejercer presión sobre los adultos jóvenes para perfeccionar sus mentes, cuerpos y carreras, porque se están comparando constantemente con los demás.

El aumento del perfeccionismo también se puede observar en el impulso entre los jóvenes para establecer objetivos profesionales elevados. Los investigadores también notaron cómo los estudiantes hoy en día frecuentemente comparan su promedio de calificaciones con sus compañeros.

Estos hallazgos sugieren que las generaciones recientes de estudiantes universitarios tienen mayores expectativas de sí mismos y de los demás, en comparación a las generaciones anteriores. Los jóvenes de hoy están compitiendo entre sí para cumplir con las presiones sociales para tener éxito y sienten que el perfeccionismo es necesario para sentirse seguros, socialmente conectados y valiosos.

Los autores dicen que este aumento en el perfeccionismo puede estar afectando la salud psicológica de los estudiantes, citando un repunte de la depresión, la ansiedad y los pensamientos suicidas en la última década.

El coautor del estudio Dr. Andrew Hill, de la Facultad de Salud y Ciencias Vitales de York St. John, señaló: “El aumento en las dificultades de salud mental entre los jóvenes constituye un contexto convincente para nuestros hallazgos.”

Los autores del estudio esperan que las organizaciones responsables de salvaguardar el bienestar de los jóvenes, como escuelas y universidades, y los responsables de formular políticas que configuran los entornos en los que operan estas organizaciones, atenúen la promoción de competitividad a expensas de la salud psicológica de los jóvenes.