Putin Rusia Criptomoneda Sanciones 1

Actualmente, las tensiones diplomáticas entre Occidente y países como Rusia, Corea del Norte y China, han aumentado considerablemente. Acusaciones sobre hackers rusos infiltrándose en sistemas informáticos estadounidenses, la supuesta creación del ransomware WannaCry por parte de Corea del Norte, y la evasión ilegal de las sanciones internacionales impuestas a Rusia por parte de Estados Unidos, lejos de informar, parecen poner en tela de juicio la credibilidad política de cada uno de estos gobiernos, ya que, de momento, son pocos los señalamientos que han sido sometidos a una revisión imparcial para comprobar su factibilidad.

Como informamos el pasado mes de octubre, el presidente ruso Vladimir Putin comisionó a un grupo de funcionarios para que trabajasen en el desarrollo de una criptomoneda nacional denominada el CryptoRuble.

Según el Financial Times, Sergei Glazev, asesor económico del presidente, dijo en una reunión gubernamental que la criptomoneda serviría como una “herramienta útil” para evadir las sanciones económicas occidentales. En este sentido, Glazev explicó:

Este instrumento nos conviene para actividades sensibles en nombre del Estado. Podemos saldar cuentas con nuestras contrapartes en todo el mundo sin considerar sanciones.

El consejero indicó que el CryptoRuble sería equivalente al rublo, pero con su circulación restringida de cierta manera, y permitiendo al Kremlin rastrear sus movimientos. Sin embargo, aún no está claro si la criptomoneda será emitida por el banco central del país, el Banco de Rusia.

Previamente, el presidente ha ordenado a los funcionarios de su gabinete que diseñen un marco para establecer y regular una moneda digital en Rusia, una medida que siguió a su reunión con el fundador de Ethereum, Vitalik Buterin, hace algunos meses.

En octubre de 2017, Putin ordenó nuevas regulaciones en torno a las criptomonedas, incluyendo el registro de mineros y la aplicación de las leyes de valores a las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs).

Por otra parte, el ministro de finanzas de Rusia, Anton Siluanov, anunció en septiembre de 2017 que su departamento regulará el uso de criptomonedas en el país para finales de 2017. No tiene sentido prohibir las criptomonedas porque son una realidad.