Rise Of Iron Occams Razor 1067x600 Jpg Optimal
Occam’s Razor

Desde sus inicios el bitcoin se ha vendido como una moneda segura, imposible de ser violada y era por eso que muchas entidades bancarias consideraban usar su misma tecnología para realizar transferencias instantáneas.

Pero, incluso cuando el bitcoin se patrocina a sí mismo como una moneda a prueba de ladrones, los hackers comenzaron a buscar maneras de llegar al menos a una de ellas de forma ilegal, es decir, robando. Dichos sucesos solo han ido aumentando con el precio de la moneda, lo que nos hace preguntarnos ¿Por qué si el bitcoin es tan seguro lo pueden robar tanto? La respuesta es simple, y recae en algo tan obvio como la diferenciación.

El bitcoin podrá ser seguro, pero las personas nunca son de fiar. Ahora, si bien el bitcoin en sí, y no requiere una entidad bancaria para realizar transferencias, los usuarios igual deben recurrir a una casa de cambio para intercambiar esas monedas por la divisa de su preferencia

Aunque las casas de cambio no son estrictamente necesarias, las especulaciones constantes hacen que los usuarios acudan a esta medida, y es a través de este intermediario que se rompe una brecha en la seguridad del bitcoin.

Las casas de cambio siempre son propensas a tener un agujero en sus plataformas de seguridad, y es por eso que ellas son los blancos número uno de los hackers, por otro lado, el usuario en sí también puede ser objeto de un hackeo, bien sea por acceso a sus claves i por cualquier otro medio.

No obstante, lo más frecuente es que se intenten robar grandes cantidades de bitcoin y la mejor manera de lograr eso es atacando a una casas de cambio, pues ahí hay manera de acceder a los fondos en bitcoin de muchas personas al mismo tiempo, mientras que los robos a una persona en particular son menos frecuentes.