Programar Tejidos Vivos 3d

Las distancias entre la biología y la tecnología se hacen cada vez más pequeñas a medida que los investigadores van descubriendo más y más paralelismos entre ambas disciplinas. Hoy en día, han descubierto que es relativamente sencillo modificar el tejido vivo a través de la programación de un patrón en las células, haciéndolas crecer y plegarse por sí solas en formas como recipientes, bobinas y cajas.

A continuación podrás ver algunos de los resultados. Podrás notar, por ejemplo, que el objeto en la parte inferior derecha se pliega naturalmente, al estilo de paquete plano, en un cubo.

Construir máquinas biocompatibles a partir de células vivas es una idea que se ha perseguido durante muchos años, pero con frecuencia, la manera en que se hace que el tejido cree una forma, es restringiendo su crecimiento con un molde o imprimiéndolo en 3D y colocando el tejido poco a poco.

La técnica de la que estamos hablando es distinta, ya que permite que las células crezcan más o menos como es normal, pero utiliza una técnica llamada Conjunto de Células programada con ADN (DPAC, por sus siglas en inglés) para guiar ese crecimiento.  Las células se desarrollan normalmente, es decir, el ADN programado no está en las células mismas, sino que se establece en una especie de plantilla que las hace organizarse de forma diferente.

Científicos descubren teorías médicas tras analizar un misterioso papiro

Los patrones de ADN dan como resultado capas de tejido en crecimiento que naturalmente se curvan y doblan de cualquier manera que los investigadores elijan.

Zev Gartner, uno de los autores del estudio, dijo en un comunicado de prensa:

Fue asombroso para mí lo bien que funcionó esta idea y lo bien que se comportaron las células.

El desarrollo está comenzando a convertirse en un ejemplo para la ingeniería, y al dividir la complejidad del desarrollo en principios de ingeniería más sencillos, los científicos están empezando a comprender mejor y, en última instancia, a controlar la biología fundamental, según Gartner.

Como casi siempre, es mejor trabajar con la naturaleza que contra ella; debido a que, coaccionando a las células para que hagan lo que hacen naturalmente, los resultados no sólo son más predecibles, sino más simples de lograr. La técnica podría eventualmente ser utilizada en el proceso de creación de máquinas y estructuras biológicas en medicina. El equipo tiene su sede en la UC San Francisco, y su trabajo fue publicado hoy en la revista Developmental Cell.

Más en TekCrispy