Adultos Ejercitandose

A medida que envejecemos, el cerebro, como cualquier otro órgano, comienza a trabajar de manera menos eficiente, por lo que comienzan a aparecer signos normales de deterioro. Sin embargo, un buen número de investigaciones muestran que existe una forma totalmente natural de avivar el estado de ánimo, mejorar la memoria y proteger el cerebro contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad: ejercitarse.

Basándose en las conclusiones de estas investigaciones, la Academia Estadounidense de Neurología, con el soporte de la Asociación de Alzheimer, ha publicado una actualización de la guía de recomendaciones para el deterioro cognitivo leve (DCL), la cual se sugiere que hacer ejercicio dos veces por semana, puede mejorar la capacidad de pensamiento, la memoria y el estado de ánimo en personas con DCL.

Malas noticias: los edulcorantes artificiales son tóxicos para las bacterias intestinales

Los investigadores todavía no están seguros el por qué o cómo sucede esto, pero se presume que la actividad física podría fortalecer algunas de las vías que nuestro cerebro utiliza para transmitir señales de eventos recientes, o aumentar el tamaño de ciertas regiones del cerebro que son clave para aprender y almacenar recuerdos.

Pero independientemente del mecanismo específico implicado, las recomendaciones más recientes sugieren que ejercitarse dos veces por semana puede ser beneficioso para frenar algunos síntomas de deterioro cognitivo leve tanto para las personas sanas que muestran signos normales de envejecimiento, como para las personas mayores que pueden estar mostrando signos de desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Un estudio analizó a adultos con DCL con edades de 60 a 88 años; los participantes caminaron durante 30 minutos, cuatro días a la semana durante 3 meses. Los resultados mostraron una conectividad fortalecida en una región del cerebro donde las conexiones debilitadas se han relacionado con la pérdida de memoria.

Otra investigación en mujeres mayores con DCL descubrió que el ejercicio aeróbico estaba relacionado con un aumento en el tamaño del hipocampo, un área del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria.

Por su parte, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard señalan que además de proteger al cerebro del envejecimiento, la práctica regular de una actividad física cardiopulmonar, tiene una capacidad única para relajar, proporcionar estimulación y calma, contrarrestando la depresión y disipando el estrés.

Ejercitarte en la noche no va a arruinar tu sueño

Ronald C. Petersen, miembro de la Academia Estadounidense de Neurología y autor principal de las más recientes directrices, señala: “Es emocionante que el ejercicio pueda ayudar a mejorar la memoria en esta etapa de la vida, ya que es algo que la mayoría de las personas puede hacer y que además, tiene beneficios generales para la salud”

Entonces, ya sea que esté buscando beneficios relacionados con el estado de ánimo, la memoria o la salud general del cerebro, el mensaje es claro: cuanto más se ejercita una persona, más saludable puede estar.

Más en TekCrispy