Inversionistas Surcorea Criptomonedas

El día de hoy, el sitio web de empleo Saramin entrevistó a 941 trabajadores en Corea del Sur, y el 31,3% de ellos afirmaron haber invertido en criptomonedas, con una inversión media de 5,66 millones de won (5.300 dólares).

Entre los trabajadores encuestados, el 44,1% invirtió menos de un millón de won en criptomonedas, mientras que el 18,3% invirtió entre uno y dos millones de won. El 12,9% afirma que invirtió más de 10 millones de won, el 9,8% entre 2 y 4 millones de won y el 7,8% entre 4 y 6 millones de won.

En cuanto a las razones detrás de su inversión en monedas virtuales, el 54,2% de la gente cree que es la forma más rápida de hacer dinero, mientras que el 47,8% dice que es fácil invertir una pequeña cantidad de dinero en monedas virtuales.

Como cualquier otra inversión, algunos ganan, otros pierden. Alrededor del 80.3% de los trabajadores encuestados dijeron que sus inversiones en criptomonedas eran rentables, el 6.4% dijo que perdió dinero y el 13.2% dijo que rompió su equilibrio financiero. El 21,1% de los que ganaban más del 10%, mientras que el 19,4% afirmaba que sus rendimientos eran superiores al 100%.

Entusiasmo a presar de las presiones reguladoras

Corea del Sur ha sido particularmente un país activo en lo que a Bitcoin se refiere. La nación alberga tres de las bolsas más grandes del mundo, que representan hasta el 20% de las transacciones mundiales de bitcoins.

Se estima que 2 millones de personas en Corea del Sur poseen bitcoins y otras criptomonedas. El aumento del precio de la moneda de cambio ha atraído a los nuevos inversionistas, desde estudiantes universitarios que se financian con criptomonedas, hasta abuelos que juegan en el mercado en casa. Todos están dispuestos a pagar una prima de entre el 15% y el 25% sobre los precios mundiales, con la esperanza de que el rally del Bitcoin continúe. Los comerciantes locales lo llaman la “prima de kimchi”, que hace referencia al popular plato de repollo fermentado del país.

Con tantos pequeños inversionistas sumergiéndose, las autoridades surcoreanas se están preocupando por el impacto potencial de un colapso. A principios de diciembre, el gobierno dijo que estaba preparando un proyecto de ley que intentaba prohibir las actividades relacionadas con las criptomonedas, incluyendo el comercio de Bitcoin a menos que se realicen a través de casas de cambio que cumplan sus condiciones.