Primer Cargador A Distancia

Uno de los problemas más recurrentes en los equipos electrónicos es que, por muy buenos y útiles que sean, en algún momento pierden autonomía en sus baterías, lo que resulta particularmente incómodo si estamos alejados de nuestro hogar o de un sitio donde podamos conectarnos a una toma de corriente para recargarla.

Hoy en día, existen algunas soluciones ‘inalámbricas’ que permiten la carga de nuestra tablet, móvil, o cualquier dispositivo electrónico de uso cotidiano, sin embargo, casi todas consisten en una especie de ‘centro de carga’ que primero debe recargarse para poder suministrar energía de forma inalámbrica a nuestros equipos.

Ahora, el sueño de una gran parte de los usuarios de estos equipos electrónicos se ha convertido en realidad, y es que la verdadera ‘carga inalámbrica’ ya ha sido aprobada por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones), a pesar de que es una primera versión muy grande, pero que hace posible la carga de dispositivos de manera remota o sin necesitar mantener el dispositivo pegado a un cargador o base de carga como ocurre actualmente.

Así es Tap, el teclado portátil para escribir en entornos de realidad virtual

Hasta el momento, se trata de un primer avance para permitir la carga inalámbrica de manera remota, teniendo en cuenta que la distancia del cargador al dispositivo es de 1 metro. En concreto, se puede decir que es un emisor de microondas de gran tamaño que genera energía y que recibe la señal de un receptor dispuesto en el dispositivo electrónico.

Este cargador remoto fue desarrollado por Energous, una startup de Silicon Valley, y su nombre es WattUp Mid Field. Su funcionamiento consiste en un transmisor que transforma la electricidad en radiofrecuencias y posteriormente manda la energía a los dispositivos que cuenten con el receptor respectivo, permitiendo que varios dispositivos puedan cargarse de manera simultánea sin contacto físico entre el emisor y ellos.

Lo más interesante de este proyecto es que el ecosistema no depende del fabricante, al igual que la tecnología Wi-Fi, lo que quiere decir que es compatible con cualquier tipo de dispositivo que incluya su tecnología en el futuro, es decir, algo así como un estándar.

Más en TekCrispy