Desde tiempos ancestrales las mujeres han acusado a los hombres de ser débiles cuando se trata de padecer los síntomas de la gripe, siendo común los calificativos de “dramáticos” y “exagerados”; pero una nueva investigación de la Universidad Memorial de Terranova de Canadá, sugiere que los hombres pueden experimentar físicamente síntomas peores que sus contrapartes femeninas.

Dado que prácticamente la mitad de la población mundial está conformada por hombres, considerar que los síntomas respiratorios virales masculinos son “exagerados” sin contar con el soporte de una evidencia científica rigurosa, podría tener implicaciones importantes para los hombres, incluida la provisión insuficiente de atención.

A pesar de la incidencia y prevalencia universalmente elevadas de enfermedades respiratorias virales, ninguna revisión científica ha examinado si realmente los hombres exageran la intensidad de los síntomas gripales.

En un esfuerzo por descifrar el asunto, el Dr. Kyle Sue, profesor de medicina familiar en el Centro de Ciencias para Salud de la UMT, analizó investigaciones previas asociadas con el tema, encontrando que los hombres adultos tienen un mayor riesgo de hospitalización y tienen tasas más altas de muertes por influenza asociada, en comparación con las mujeres en los mismos grupos de edad, independientemente de la enfermedad subyacente.

Para muchas enfermedades respiratorias agudas, los hombres también son más susceptibles a complicaciones y exhiben una mortalidad más alta, y algunas pruebas respaldan a los hombres que sufren más enfermedades virales respiratorias, porque tienen un sistema inmune menos robusto.

Estudio anteriores han relacionado los altos niveles de la hormona femenina estrógeno, con respuestas inmunológicas más fuertes, menores niveles virales y una mayor cantidad de marcadores inmunes en la sangre; en contraste, los altos niveles de testosterona, la hormona masculina, han resultado ser lo opuesto.

Al respecto, el Dr. Sue señala:

El concepto de gripe del hombre, como comúnmente se define, es potencialmente injusto. Los hombres pueden no estar exagerando los síntomas, ya que tienen una respuesta inmune más débil a los virus respiratorios, lo que lleva a una mayor morbilidad y mortalidad que las mujeres.

Esa particularidad inmunológica masculina podría haber tenido un beneficio evolutivo, ya que les permitió a los hombres invertir más de su energía en otros procesos biológicos como el crecimiento y la reproducción.

A pesar de esta evidencia, se necesita realizar más investigación al respecto, a fin de aclarar otros aspectos de la gripe humana, porque sigue siendo incierto si las cantidades virales, la respuesta inmune, los síntomas y el tiempo de recuperación, pueden verse afectados por las condiciones ambientales.