Nicolas Maduro

El anuncio se publicó en la Gaceta Oficial, en el artículo 4 del Decreto N 3.196, el mismo estipulaba que se autorizaba la creación de la Superintendencia de los Criptoactivos y actividades conexas Venezolana

Dicho artículo 4 establece que el Petro no es otra cosa sino petróleo venezolano cotizado en la cesta OPEP, así como otros bienes como es el caso de oro, diamante, coltán y gas. Las reservas de petróleo en el país ascienden hasta 300.878.033, lo que la convierte en la mayor reserva del mundo. En este mismo orden, el decreto establece que el Petro podrá ser canjeado por crudo físico.

Las monedas se distribuirá inicialmente a través de una subasta que realizará la Superintendencia de Criptoactivos de Venezuela, entidad dirigida por el diputado Carlos Vargas, de conformidad con el número de barriles como respaldo del Gobierno, así como el número circulante Petro.

La custodia del Petro será descentralizada, una vez realizada la subasta y la asignación de las monedas. Cada persona que posea un Petro también poseerá una billetera digital la cual se podrá disponer de forma independiente. Asimismo el usuario en cuestión será responsable de todas sus llaves privadas y contraseñas.

Al momento de realizar intercambio y negociaciones del Petro por su equivalente en otras criptomonedas o dinero fiat, el decreto afirma que podrán usarse solo casas de cambio nacionales o internacionales. Sin embargo se desconoce cuáles exchanges trabajarán con Petro. Por su parte el cambio en bolívares será determinado por una caso de cambio Nacional.

La Superintendencia de criptoactivos de Venezuela entra en concordancia con el decreto número 3.074 publicado en Gaceta Oficial el 11 de septiembre de 2017, el cuál declaró el Estado de Excepción y de Emergencia Económica en Venezuela.