Android

Un grupo de investigaciones de seguridad de Kaspersky Lab descubrió un malware de Android, al que le pusieron el nombre de Loapi. Este troyano se caracteriza por permanecer oculto en algunas aplicaciones de smartphones, especificamente aquellas que se hacen pasar por anti-virus u otro tipo de apps, asi como varias de consumo pornográfico.

Aquellas aplicaciones que se vean afectadas tienen varios módulos diferentes que se activan en el teléfono una vez que todos los permisos de uso de la app están habilitados. Los investigadores consideran a este troyano una “navaja suiza” pues el troyano es capaz de subscribirse a varios servicios de pago, puede enviar SMS a cualquier número, generar clicks en anuncios publicitarios y puede hasta usar el procesador del equipo en cuestión para minar Monero.

El malware llegó a ser instalado intencionalmente en un smartphone de prueba y los resultados mostraron que el malware puede mantener al CPU del teléfono con una opracion de casi un 100%, de hecho el nivel de trabajo que se le estaba poniendo al equipo era tal que la carcasa y la batería se vieron afectadas de forma permanente.

Este tipo de aplicaciones no entran en funcionamiento al momento de la descarga, sino que comienzan a operar totalmente cuando el usuario habilita todas ejecuciones provenientes de origenes desconocidos, el problema es que aquellos usuarios que no están familiarizados con el tema son los que caen más rápido en la trampa.