Pantalla Fracturada

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tokio, han presentado un nuevo tipo de vidrio que puede curarse a sí mismo de grietas y roturas. El innovador material podría ser utilizado como pantallas de teléfono y otros dispositivos frágiles virtualmente irrompibles.

Como muchos otros hallazgos, el innovador material fue descubierto accidentalmente, por Yu Yanagisawa, un estudiante de posgrado del Departamento de Química y Biotecnología de la UT, que estaba trabajando en el desarrollo de nuevos adhesivos.

Desarrollan un sistema que limpia el agua y produce hidrógeno simultáneamente

Durante su trabajo, Yanagisawa observó que cuando se cortaba la superficie del polímero, los bordes se adherían entre sí. Incrédulo de lo que observaba, repitió sus experimentos varias veces para confirmar el hallazgo.

El vidrio hecho de un polímero de bajo peso llamado “polieterceuronas” puede reconstituir sus roturas, sin la necesidad de un alto calor para derretir el material; de hecho, los investigadores afirman que para reparar el daño, sólo se requeriría una compresión leve a mano a una temperatura ambiente de 21° C, por unos 30 segundos, lo cual es suficiente para formar una hoja fusionada capaz de soportar 300 gramos de peso; el equipo descubrió que el material recuperó sus características originales en un par de horas.

En referencia a las implicaciones de su descubrimiento, Yanagisawa manifestó: “Espero que el vidrio reparable se convierta en un nuevo material ecológico que evite la necesidad de tirarlo si se rompe.”

Los polímeros no cristalinos de alto peso molecular generalmente forman materiales mecánicamente robustos, que son difíciles de reparar una vez que están fracturados. Esto se debe a que sus cadenas de polímeros están muy enredadas y difusas, lo que complica unir las superficies fracturadas dentro de escalas de tiempo razonables.

Así es como las arañas almacenan la seda que utilizan para formar sus redes

Los investigadores señalan que ampliar la gama de materiales que puedan ser autoreparables es un desafío importante para las sociedades sostenibles. En ese sentido, el profesor Takudo Aida, quien dirigió la investigación explica: “Los polímeros de bajo peso molecular, cuando se entrecruzan mediante enlaces de hidrógeno densos, proporcionan materiales mecánicamente robustos pero fácilmente reparables, a pesar de su dinámica de difusión extremadamente lenta.”

Esta no es la primera vez que vemos materiales que se autoreparan; previamente, investigadores de la Universidad de California anunciaron la creación de un material de conducción eléctrica que se autorepara, así como un caucho con propiedades autoreparables, desarrollado por científicos de la Universidad de Harvard. Sin embargo, nuevos avances como este pueden ayudar a que las pantallas rotas y las costosas reparaciones, sean cosa del pasado.

Más en TekCrispy