Espinacas 1

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de la Universidad de Rush en Chicago, el consumo diario de verduras de hojas verdes, puede estar relacionado con una ralentización del envejecimiento cerebral, un aumento de la memoria y un menor riesgo de desarrollar demencia.

El estudio evidenció que las personas que diariamente comían al menos una porción de verduras de hoja verde, como la lechuga y la espinaca, tenían una tasa de disminución más lenta en las pruebas de memoria y habilidades de pensamiento, en comparación con las personas que escasamente o nunca comieron tales alimentos.

Estas aplicaciones te ayudarán a corregir tu mala postura causada por la tecnología

Según las observaciones de los investigadores, los cerebros de las personas que regularmente comían ensaladas elaboradas con estos vegetales, funcionaban como si fueran más de una década más jóvenes que los de las personas que no comían las verduras.

Para llegar a tales conclusiones, los investigadores realizaron un estudio que involucró la participación de 960 personas con una edad promedio de 81 años, que no tenían demencia y que fueron monitorizados durante una década.

Los participantes completaron un cuestionario sobre la frecuencia con la que comieron ciertos alimentos; en complemento, sus habilidades de pensamiento y de memoria, se analizaron anualmente durante el tiempo del estudio.

La encuesta preguntó con qué frecuencia y cuántas porciones de vegetales de hoja verde comieron, incluyendo: espinaca, col rizada, acelgas y lechuga. Posteriormente, los investigadores dividieron a los sujetos en grupos según su nivel de consumo. Quienes comieron más de los vegetales promediaron alrededor de 1.3 porciones por día, mientras que los que consumieron la menor cantidad de vegetales promediaron 0.1 porciones por día. Para el estudio, una porción equivale a una taza.

Los científicos dieron seguimiento a los participantes y descubrieron que la tasa de disminución de la capacidad cognitiva para los que más comían los vegetales, era equivalente a tener 11 años menos en términos de edad cerebral.

Esta es la razón por la que las heridas en la boca sanan más rápido

Después de tener en cuenta otros factores que podrían afectar la salud cerebral, como el tabaquismo, la presión arterial alta, la obesidad, el nivel educativo y la cantidad de actividades físicas y cognitivas, los resultados siguieron siendo consistentes.

La Dra. Martha Clare Morris, del Centro Médico de la Universidad Rush y autora principal del estudio, expresó:

Agregar una porción diaria de verduras de hoja verde a la dieta, puede ser una forma sencilla de fomentar la salud del cerebro. Las proyecciones muestran aumentos importantes en el porcentaje de personas de mayor edad que desarrollan demencia, por lo que la implementación de estrategias efectivas para prevenir la enfermedad resulta fundamental.

Más en TekCrispy