Windows Defender Application Guard es una característica de seguridad informática muy popular en entornos empresariales. Ella permite aislar los sitios no confiables definidos por una compañía, protegiendo a las organizaciones mientras sus empleados navegan por Internet.

Los administradores de la empresa pueden definir lo que se encuentra entre los sitios web de confianza, los recursos de la nube y las redes internas. Windows Defender Application Guard fue exclusivo para los usuarios de Windows 10 Enterprise, sin embargo, la compañía anunció el día de ayer que traerá esta aplicación a los usuarios de la versión Windows 10 Pro en la próxima actualización de características de Windows 10.

La aplicación funciona de la siguiente forma. Si un empleado se dirige a un sitio web no confiable mediante Microsoft Edge o Internet Explorer, Microsoft Edge abrirá el sitio en un contenedor aislado habilitado para Hyper-V, que está separado del sistema operativo.

Este aislamiento de contenedor significa que si el sitio web no confiable resulta ser maliciosos, el equipo host está protegido y el hacker no puede acceder a los datos de la empresa. Por ejemplo, este enfoque hace que el contenedor aislado sea anónimo, por lo que un hacker no puede acceder a las credenciales empresariales de su empleado.

Además, si Windows Insider ejecuta Build 170653 o una versión posterior puede probar esta función. Los requisitos que necesita para probarla son los siguientes:

  • Contar con Windows 10 Proffesional, Build: 17053 o posterior en Estados Unidos solo para versiones actuales. El soporte completo localizado llegará pronto.
  • El ordenador debe soportar visualización Hyper-V, ya que algunos PCs más antiguos no soportan esta función o la tienen desactivada en la BIOS.
  • Windows Defender Application Guard está desactivado de forma predeterminada, por lo que se debe activar de forma manual o a través del administrador de seguridad informática.

Escribir un comentario