Strabucks

Tres sucursales de la franquicia de café estadounidense sufrieron una intervención en sus redes de Wi-Fi, con el fin de que los ordenadores de los clientes del local fueran usados para minar criptomonedas. Starbucks reconoció el incidente y ya está tomando las medidas pertinentes para solucionarlo.

Noah Dinkin, CEO de la compañía digital Stensul había denunciado hace unos días que las redes de Wi-Fi de tres locales de Starbucks en Buenos Aires sufrían una demora de diez segundos en sus conexiones. El delay era intencional para que el usuario sin darse cuenta usara su propio CPU para minar Monero.

Starbucks es un target entendible para estas operaciones, pues como ya sabemos minar criptomonedas es un proceso que requiere demasiado uso de energía, sin mencionar que se debe tener el equipo correcto, pero al usar la red de un local donde se sabe que abundan los consumidores, y que un alto número de ellos usa la red en sus computadores, lo hacía un lugar ideal para estas operaciones clandestinas.

Representantes de Starbucks aseguraron que en el momento que recibieron la alerta de la situación contactaron a su proveedor de internet para que solventara el problema y así garantizar una conexión de internet segura.

El incidente ocurrió cuando se insertó un código que como ya mencionamos causaba una demora de unos tantos segundos para establecer una conexión, en ese tiempo se intervenía el CPU de los usuarios y se usaba su nivel de cómputo para minar.

Se sospecha que fueron varias personas los que realizaron este atentado en Starbucks y que inclusive se dirigieron personalmente hasta los locales, para encontrar un router con alguna falla de seguridad.