Ni O Rechazado

Indudablemente que las relaciones entre padres e hijos son importantes para el desarrollo, y cada día se está aprendiendo más sobre cómo los aspectos individuales de estas relaciones entran en juego. Recientemente, un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, reveló que los niños que se sienten rechazados por sus padres pueden tener problemas de ansiedad social y sentimientos de soledad.

A fin de examinar cómo el rechazo de los padres y el bienestar familiar influyen en las relaciones de los niños, los investigadores analizaron los cambios en la ansiedad social, las amistades y los sentimientos de soledad de los adolescentes.

Estudio afirma que el soñar despiertos excesivamente está vinculado al trastorno obsesivo compulsivo

El estudio encontró que el rechazo paterno en particular, tuvo un efecto devastador en la psicología infantil. Los adolescentes que experimentaron el rechazo de sus padres tendieron a experimentar una mayor ansiedad social más adelante en la vida, lo que provocó sentimientos de soledad.

El estudio examinó 687 familias que estaban formadas por una madre, un padre y un hijo adolescente. Los investigadores observaron a las familias en tres momentos: cuando el niño estaba en sexto, séptimo y octavo grado, lo que les permitió monitorizar su desarrollo a lo largo del tiempo. Conjuntamente preguntaron a los padres sobre sus sentimientos de amor, desconfianza e insatisfacción con su hijo, para determinar el rechazo de la madre y el padre.

Las encuestas también incluyeron preguntas sobre el clima familiar en general, y los niños explicaron sus sentimientos de ansiedad social, calidad de la amistad y soledad.

En la investigación descubrieron que el rechazo de un padre en sexto grado, se asociaba con un aumento de la ansiedad social cuando el adolescente estaba en séptimo grado. Además, encontraron que la ansiedad social en séptimo grado, predijo aumentos en la soledad en el octavo grado.

La investigadora  Hio Wa Mak, estudiante de doctorado en desarrollo humano y estudios familiares en la PSU y coautora del estudio, comentó: “Encontramos que el rechazo del padre predijo aumentos en la ansiedad social de los adolescentes, incluso cuando controlamos la ansiedad social en un momento anterior. A su vez, esto predijo un aumento de la soledad más adelante.”

Esto sugiere que las actitudes de rechazo de los padres hacia sus hijos adolescentes pueden hacer que se sientan más nerviosos ante la idea de abordar las situaciones sociales, lo que a su vez está relacionado con un mayor aislamiento social y sentimientos de soledad.

Por esta razón deberías dejar de lado el teléfono cuando estás con tus amigos

El conocimiento de que el rechazo del padre predice la ansiedad social es particularmente revelador porque los padres no suelen incluirse en la investigación familiar, señala Mak y agrega: “por eso es importante saber más sobre los padres y cómo influyen en la amistad y la soledad de los adolescentes”.

Crear y mantener relaciones sólidas dentro de una familia es crucial. Con ese fin, estos hallazgos podrían usarse en el futuro para determinar cómo apoyar mejor a las familias y reforzar las relaciones entre los padres y sus hijos.

Más en TekCrispy