El auge de las criptomonedas no solo ha sido propiciado por una mayor adopción por parte de los ciudadanos y personas comunes, sino que ha visto en los inversionistas de riesgo uno de sus mayores potenciales de crecimiento. Una de las pruebas más contundentes en este sentido son los contratos de futuros de Bitcoin, recientemente lanzados por los mercados de CBOE en Chicago y CME Group.

Inversionistas institucionales y el Bitcoin

Lo cierto es que, mientras los principales personajes del mundo de las finanzas lanzan acusaciones desmedidas contra el Bitcoin y las criptomonedas, muchas de las instituciones que los respaldan están dando pasos importantes hacia la adopción de estos activos respaldados por la tecnología Blocckchain.

Según un informe publicado por el gigante bancario Morgan Stanley, los fondos de cobertura invirtieron masivamente US$ 2.000 millones en criptomonedas este año. Según el medio Business Insider, la cifra se publicó en una informe titulado “Bitcoin Decoded“, enviado por Morgan Stanley a sus clientes esta semana.

El banco de inversión detalló además que en los últimos seis años han surgido más de 100 fondos de cobertura de criptomonedas, siendo el 2017 el año de mayor crecimiento con 84 nuevas instituciones de este sector. La fuerte tendencia de crecimiento coincide, como es lógico, con el aumento de los precios del Bitcoin más de 20 veces este año, desde unos US$ 800 por unidad a principios de enero de este año, hasta un máximo de casi US$ 20.000 el fin de semana pasado.

La nota, recopilada con datos de la propia investigación de Morgan Stanley y de Autonomous NEXT, ayuda a poner en contexto el creciente interés de los inversionistas institucionales en un momento en que los futuros de Bitcoin también se han lanzado en CME Group y CBOE, dos de las mayores plataformas de intercambio de materias primas de Estados Unidos.