Sobreviviente

En la actualidad hay más de 30 millones de sobrevivientes de cáncer en todo el mundo. Gracias a un diagnóstico y tratamientos más efectivos, las tasas de sobrevivencia al cáncer han mostrado un incremento significativo en los últimos años; pero de acuerdo con una investigación que analizó la información de más de 1.200 estudios publicados previamente, los sobrevivientes de cáncer envejecen más rápido y su expectativa de vida promedio es menor que la de la población general.

Los investigadores encontraron que los sobrevivientes de cáncer son más propensos a desarrollar afecciones a largo plazo, y más pronto que el resto de la población general. Se cree que esto está relacionado al efecto perjudicial que provoca la quimioterapia y la radioterapia a los tejidos sanos.

Esta es la razón por la que las heridas en la boca sanan más rápido

Este tipo de tratamiento puede disminuir la reserva fisiológica, la capacidad en órganos y sistemas biológicos del cuerpo, así como la resistencia natural que tiene una persona para sobrellevar los factores estresantes biológicos internos y externos.

El estudio hace hincapié en las diferentes complicaciones que pueden surgir entre las personas que vencieron la enfermedad cuando eran jóvenes. De acuerdo a la investigación, estas personas tienen más probabilidades de morir en sus 50 años en vez de sus 80 años.

Los investigadores también descubrieron que los sobrevivientes de cáncer tenían telómeros más cortos, las tapas protectoras ubicadas en los extremos de los cromosomas, los cuales son un marcador del envejecimiento, lo que sugiere que estas personas han envejecido más que sus años reales.

Los hallazgos más significativos del estudio fueron:

  • Los sobrevivientes de cáncer infantil tienen entre tres y seis veces más probabilidades de desarrollar un segundo cáncer.
  • La esperanza de vida estimada de los sobrevivientes de cáncer infantil es un 30% más baja que la de la población general.
  • El riesgo de fragilidad entre los receptores de trasplante de médula ósea es alrededor de ocho veces más alto que el de sus hermanos.
  • El tratamiento con esteroides a largo plazo se asocia con un mayor riesgo de cataratas, osteoporosis, daño a los nervios, adelgazamiento de la piel, infección y cicatrización de las heridas.
  • Ciertos medicamentos primarios contra el cáncer se asocian con pérdida de audición, reducción de la actividad de la glándula tiroides, presión arterial alta, insuficiencia cardíaca congestiva, debilidad muscular, artritis, enfermedades hepáticas y renales, estreñimiento crónico e infertilidad.
  • La radioterapia se asocia con demencia, pérdida de memoria, endurecimiento de la arteria carótida y cánceres secundarios de células y sangre de la médula ósea.

Si bien el envejecimiento prematuro es una mejor alternativa que una muerte prematura, contar con una mejor comprensión de lo que impulsa este proceso, representa una oportunidad de mejora.

La cafeína no te ayudará a perder peso, afirma estudio

Los investigadores expresaron que a pesar de estos efectos secundarios indeseables, los tratamientos contra el cáncer valen la pena y que el envejecimiento es parte de la vida. Sin embargo, el envejecimiento acelerado, experimentado por muchos sobrevivientes de cáncer, es algo que se puede y se debe minimizar, por lo que sugieren que los sobrevivientes de cáncer cuenten con un seguimiento a largo plazo que esté orientado a mitigar los efectos a largo plazo del tratamiento.

Más en TekCrispy