Microfosiles

Siempre ha existido un gran interés por determinar cuándo surgió la vida en la Tierra, y una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad de California en Los Ángeles y la Universidad de Wisconsin-Madison, aporta nueva evidencia de que la vida en la Tierra  empezó hace al menos 3.500 millones de años.

La novedosa evidencia llegó en forma de muestras de microorganismos contenidos en una pequeña pieza de roca de casi 3.500 millones de años, encontrada en Australia.

Estos son los colores más antiguos en el registro geológico

Para llegar a esa conclusión los geocientíficos utilizaron una innovadora tecnología llamada espectrómetro de masa de iones secundarios o SIMS, también conocido como IMS 1280, con la cual lograron separar el carbono de los fósiles en los isótopos de cada uno. Esto les permitió medir sus proporciones y concluir que los fósiles tenían un origen biológico en vez de mineral.

Se cree que estas formas de vida existieron cuando había poco o nada de oxígeno en la atmósfera, ya que la fotosíntesis avanzada aún no había evolucionado. De hecho, los investigadores opinan que el oxígeno habría sido un elemento mortal para estos microbios.

El investigador J. William Schopf, profesor de paleobiología en la UCLA y coautor del estudio, manifestó: “Hace 3.465 millones de años, la vida en la Tierra ya era diversa, incluyendo  fotosintetizadores primitivos, productores y usuarios de metano. Estos son los primeros datos que muestran la existencia de organismos muy diversos en ese momento en la historia de la Tierra.”

En 1993, el profesor Schopf describió por primera vez los microfósiles, identificándolos en función de sus formas únicas, cilíndricas y filamentosas. En 2002, también publicó más pruebas de las identidades biológicas de los fósiles.

Así es como los mayas utilizaban el chocolate como dinero

Los autores de la investigación resaltan el hecho que estudios previos han demostrado que hace 4.300 millones de años existían océanos de agua líquida en la Tierra, más de 800 millones de años antes de que los fósiles del presente estudio hubieran estado vivos, y sólo 250 millones años después de que la Tierra se formó. Aunque no se tiene evidencia directa de que haya existido vida hace 4.300 millones de años, no hay ninguna razón por la que no fuera posible.

Estos hallazgos tienen implicaciones aún más amplias. Debido a que la vida parece haber evolucionado tan temprano en la historia natural de la Tierra, aunado a la alta cantidad de lugares donde la vida podría evolucionar en el universo, parece cada vez menos probable que la Tierra sea el único lugar donde hay vida.

Más en TekCrispy