Dinamarca Bitcoin Riesgos

El gobernador del Banco Central de Dinamarca, Lars Rohde, no tolera al Bitcoin y a sus inversionistas, ya que según él, la criptomoneda no está regulada y ello implica un alto nivel de riesgo, por lo que las personas deben informarse sobre los posibles peligros en lugar de confiar en los reguladores financieros.

En declaraciones ofrecidas a la emisora estatal DR, Rohde dijo:

Debes mantenerte alejado del Bitcoin. Es mortal. No es responsabilidad de las autoridades. Es responsabilidad del individuo. No vengan y se quejen con nosotros si algo sale mal.

Bitcoin ha experimentado un aumento de más de 1.800% en su valor desde principios de año y la criptomoneda sigue siendo fuerte, tras haber roto la barrera de los US$ 20.000. Sin embargo, su precio cada vez más alto ha desconcertado a muchos, porque los factores que impulsa el alza de sus precios siguen siendo poco claros, y predecir sus fluctuaciones salvajes es casi imposible.

Al comentar sobre el impredecible movimiento de los precios del Bitcoin y su continuo aumento, Rohde declaró que el Bitcoin es una manía y una burbuja que está fuera de control.

La creciente popularidad de esta criptomoneda le ha permitido comenzar a establecerse en la corriente dominante. Sin embargo, a pesar de la creciente adopción, la integración mediante apps de pago populares como Square, y el reciente lanzamiento de los futuros de Bitcoin por parte de CBOE y CME Group, los gobiernos y bancos centrales mundiales siguen desconfiando de la criptomoneda.

Además, la falta regulación ha llevado a una mayor preocupación acerca de los posibles usos delictivos a los que podría destinarse el Bitcoin. Los Estados de la Unión Europea lograron recientemente un consenso sobre nuevas medidas de regulación para las criptomonedas, con el fin de aumentar la transparencia y reducir su uso para actos ilícitos.

Si bien algunos gobiernos han comenzado a estudiar la posibilidad de emitir su propia criptomoneda a través de sus bancos centrales con el fin de contrarrestar las llamadas “criptomonedas privadas”, el banco central de Dinamarca sigue sin estar convencido de la idea. La semana pasada, la institución dijo que una criptomoneda emitida por el Banco Central no mejoraría las soluciones de pago, e incluso podría causar inestabilidad financiera.