Rusia Twitter Miedo Terrorismo

Los expertos han afirmado que los agentes vinculados a Rusia utilizaron perfiles falsos en Twitter para incitar al odio y propagar la división social tras los ataques terroristas del Reino Unido.

Al menos 47 cuentas lanzaron mensajes divisionistas tras los incidentes terroristas, incluidos los ataques en Manchester Arena y London Bridge, difundiendo 475 mensajes que fueron compartidos más de 150.000 veces. Se hicieron comentarios incendiarios en 15 minutos sobre los trágicos acontecimientos.

Un informe publicado el día de hoy por el Instituto de Investigación sobre Delincuencia y Seguridad (CSRI) de la Universidad de Cardiff reveló que las publicaciones formaban parte de una campaña sistemática dirigida al Reino Unido. Señaló que el nivel de influencia de algunas cuentas era más amplio de lo que se había reportado hasta la fecha.

Uno de los perfiles expuestos de Twitter, @TEN_GOP, fue vinculado por primera vez a una granja de trolls del Kremlin (un esfuerzo apoyado por este gobierno para intervenir en otros países a través de la web) en octubre de este año.

Los expertos en ese momento descubrieron que se había hecho pasar por un perfil republicano durante casi dos años, y en un momento dado Donald Trump había retweeteado uno de sus tweets. Uno de los tweets señalados por los investigadores de Cardiff fue una captura de pantalla tomada en el Feed de noticias de la cuenta durante el ataque del Puente de Londres, afirmando que los musulmanes se habían estado riendo del acontecimiento.

Un tweet antisemita, publicado tras el bombardeo de Manchester, había sido difundido miles de veces. El mensaje divisivo decía: “Otro día, otro ataque terrorista musulmán. Retweetea si crees que el Islam necesita ser prohibido ahora mismo”. En total, se encontró que el número de mensajes originales de cuentas falsas llegó a 293 después del ataque de Manchester, 35 después de Westminder, a 140 después del Puente de Londres y a 7 después del incidente del Finsbury Park.

Estas cuentas intentaron ganarse el apoyo de la derecha británica, incluyendo a Nigel Farage y Tommy Robinson, con el fin de aumentar su alcance. El informe concluyó:

Es muy probable que haya cuentas adicionales que no hayamos identificado porque están más relacionadas con cuestiones británicas y europeas. Es más probable que las cuentas falsas que sustentan este análisis se hayan ocupado de los asuntos estadounidenses.