Deja Vu 1

El déjà vu es una de las sensaciones más confusas y difíciles de explicar. Es un sentimiento en el que te encuentras en una situación nueva o en un entorno completamente nuevo, pero tienes una intensa sensación de familiaridad. Sin razón aparente, sientes que estás reviviendo una experiencia pasada o si se está materializando una premonición, que pudo haber sido revelada en sueños.

El déjà vu, que en francés significa “ya visto”, le sucede a un 70% de la población, con mayor prevalencia en personas de entre 15 y 25 años. A menos que te haya pasado antes, es una experiencia difícil de explicar, pero es como intentar recordar un sueño que se está escapando. Y tan pronto como asimilas la situación, la sensación de familiaridad desaparece.

Se trata de un fenómeno difícil de estudiar, ya que es muy fugaz. Por siglos ha desconcertado a los investigadores, quienes no han podido replicarlo en un entorno de laboratorio. Esto ha llevado al surgimiento de algunas teorías.

Desencadenantes accidentales en el cerebro

Nuestros cerebros buscan en los recuerdos para ver si hemos observado la escena antes, y si se trata de una coincidencia, un área separada del cerebro lo identifica como familiar. En déjà vu, la segunda parte del proceso podría desencadenarse por accidente.

Mal funcionamiento de la memoria

Podría ser algún tipo de mal funcionamiento entre los circuitos de largo y corto plazo en el cerebro, lo que significa que la información nueva puede tomar un atajo directo a la memoria a largo plazo. Esto omite los mecanismos que el cerebro normalmente usa para almacenar información, por lo que podría parecer que estamos experimentando algo del pasado.

También podría ser algo relacionado con la corteza rinal, que es un área del cerebro que nos hace sentir familiaridad. De alguna manera podría activarse sin activar otras áreas asociadas con la memoria. Eso podría explicar por qué es tan difícil precisar lo que se siente familiar sobre el déjà vu.

Una cuarta teoría es que el sentimiento déjà vu se desencadena por recuerdos falsos. De acuerdo a la opinión de algunos estudiosos, el déjà vu está ciertamente relacionado con la memoria falsa en el sentido de que es un tipo de efecto de disociación de la memoria. Disocia la realidad de tu memoria y no puedes estar seguro, por ejemplo, si soñaste algo o lo experimentaste, si lo viste en una película o si sucedió en la vida real.

Pero otros investigadores sugieren que los recuerdos falsos pueden no ser los desencadenantes del déjà vu. En cambio, podría ser un signo de que el cerebro está controlando la memoria.

Se cree que las regiones frontales del cerebro podrían hojear nuestras memorias, y luego enviar señales si hay un desajuste entre lo que creemos que hemos experimentado y lo que en realidad se ha experimentado.

Esto es consistente con la idea del déjà vu como la percepción consciente de una discrepancia en las señales de memoria que se corrige. Esto, a su vez, arroja algo de luz sobre por qué la aparición del déjà vu parece disminuir con la edad, a pesar de que los errores de memoria tienden a aumentar con la edad.