Cannabis

Un componente clave de la marihuana medicinal, podría proporcionar un tipo de tratamiento completamente nuevo para los pacientes de salud mental que sufren alucinaciones y delirios. La afirmación surge de los resultados observados en un ensayo clínico llevado a cabo por investigadores del King´s College de Londres, el cual mostró que la sustancia, puede aliviar los síntomas en pacientes con psicosis.

El principal compuesto psicoactivo en el cannabis es el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), el cual se asocia con la paranoia y la ansiedad. Sin embargo, su segundo componente principal, el cannabidiol (CBD), tiene efectos ampliamente opuestos al THC, lo que sugiere que podría ser útil como tratamiento en la salud mental.

¿Por qué el consumo de cannabis aumenta el apetito?

Los fármacos antipsicóticos han sido el tratamiento de primera línea para tratar la psicosis en los últimos 60 años. Sin embargo, suelen ser parcialmente efectivos y pueden asociarse con efectos secundarios graves.

Las formas más comunes de psicosis son parte de enfermedades mentales como la esquizofrenia, que afecta a más de 21 millones de personas en todo el mundo, y las que padecen trastorno bipolar; pero personas con enfermedad de Parkinson, así como las que abusan del consumo de alcohol o drogas, también pueden presentar síntomas psicóticos.

En este nuevo estudio, 88 pacientes con psicosis recibieron CBD o placebo durante seis semanas, junto con su medicación antipsicótica existente. Antes y después del tratamiento, los investigadores evaluaron su nivel de síntomas, funcionamiento y rendimiento cognitivo, mientras que el psiquiatra del paciente calificó su condición general.

Los pacientes tratados con cannabidiol tenían niveles más bajos de síntomas psicóticos, en comparación con los que recibieron un placebo, y tenían más probabilidades de recibir una calificación positiva por parte de su psiquiatra. También mostraron tendencias favorables en el rendimiento cognitivo y en su nivel de funcionamiento.

El profesor Philip McGuire, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College y autor principal del estudio, declaró:

Los fármacos antipsicóticos convencionales actúan bloqueando los receptores de dopamina. Sin embargo, la dopamina no es el único neurotransmisor cuya función se altera en la psicosis. Necesitamos nuevas clases de tratamiento que se dirijan a diferentes sistemas de neurotransmisores.

Aunque todavía no está claro exactamente cómo funciona el CBD, actúa de manera diferente a la medicación antipsicótica, por lo tanto podría representar una nueva clase de tratamiento.

FDA aprueba el primer fármaco a base de marihuana –para esto sirve

Un aspecto a resaltar es que durante el ensayo, el CBD no se asoció con efectos secundarios significativos. Esto es potencialmente importante, ya que los pacientes pueden ser reacios a tomar medicamentos antipsicóticos, debido a las preocupaciones sobre los efectos secundarios que pueden generar.

Los autores del estudio señalan que los próximos pasos deben estar orientados a la realización de ensayos más amplios de los efectos del cannabidiol para confirmar estos prometedores hallazgos iniciales, y de ese modo evaluar la efectividad del compuesto en otros tipos de pacientes.

Más en TekCrispy