Contaminancion Del Aire

De acuerdo a un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad del Sur de California, existe un vínculo entre los altos niveles de contaminación del aire y el aumento de la delincuencia o el mal comportamiento entre los jóvenes.

En las áreas contaminadas, el aire que se respira contiene diminutas partículas llamadas materia en partículas 2.5 (PM2.5), que a pesar de ser 30 veces más pequeñas que una hebra de cabello, son extremadamente dañinas para la salud e incluso pueden afectar nuestros comportamientos.

La Dra. Diana Younan, del Departamento de Medicina Preventiva de la USC y autora principal del estudio, señala:

 Es sabido que estas diminutas partículas tóxicas se infiltran en el cuerpo y afectan los pulmones y el corazón, pero recientes estudios están empezando a mostrar que la exposición a estos contaminantes también provoca inflamación en el cerebro.

El PM2.5 es particularmente dañino para los cerebros en desarrollo porque puede dañar la estructura cerebral y las redes neuronales y, como el estudio sugiere, influir en los comportamientos de los adolescentes.

El estudio examinó los efectos de la contaminación del aire en 682 jóvenes, con edades entre 9 y 18 años, en el área metropolitana de la ciudad de Los Ángeles. Durante un período de nueve años, los padres completaron encuestas, señalando si sus hijos se habían involucrado en comportamientos de ruptura de reglas como mentir, hacer trampa, absentismo escolar, robo, vandalismo, incendio premeditado y abuso de sustancias, entre otros.

Los datos se ajustaron por sexo, etnia, nivel socioeconómico y calidad del vecindario en donde residen.

Posteriormente, los investigadores compararon la dirección de cada participante con los niveles de contaminación estimados en esa ubicación. Alrededor del 75% de los que participaron en el estudio y que presentaron mala conducta o comportamientos delincuenciales, vivían en áreas que incumplían los niveles recomendados de 12 microgramos por metro cúbico, y algunas personas vivían en vecindarios que mostraron tener casi el doble de esta cantidad.

Estudio de más de 10 años concluye que no hay relación entre el uso de móviles y el cáncer en humanos

Estudios previos realizados han demostrado que la exposición temprana al plomo altera el desarrollo cerebral y aumenta el comportamiento agresivo y la delincuencia juvenil. Es posible que crecer en lugares con niveles insalubres de contaminantes PM2.5, pueda tener resultados conductuales negativos similares.

Aunque se necesita más investigación para confirmar esto, tanto el plomo como el PM2.5, son factores ambientales cuyos efectos negativos se puede reducir mediante un esfuerzo de intervención concertado y un cambio de política.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre si los altos niveles de contaminación del aire conllevan a una mayor actividad criminal. El estudio señala que las tasas de criminalidad en el sur de California han caído, justo cuando las concentraciones de PM2.5 sufrieron un descenso similar. Se deben realizar estudios futuros para determinar si esto es una coincidencia o si una regulación aérea más estricta en realidad ha contribuido a la caída de las tasas de criminalidad.

Los autores sugieren que las malas conductas relacionadas con los elevados niveles de contaminación del aire, se magnificaron cuando los niños no tenían relaciones sanas con sus padres o vivían en hogares donde los padres estaban estresados.

Más en TekCrispy