Estados Unidos Kaspersky Ilegal

La disyuntiva entre Kaspersky y el Gobierno Estadounidense pica y se extiende. Recordemos que la administración Trump anteriormente había ordenado que el software de esta compañía de seguridad informática rusa fuese eliminado de todos los equipos del gobierno, luego de graves acusaciones de espionaje por orden del Kremlin.

Ahora, se ha firmado una nueva ley que prohíbe totalmente el uso de todos los productos de Kaspersky en cualquier departamento del gobierno de EE.UU. Esto quiere decir que, ninguna agencia, departamento, organización u oficina federal podrá disponer de cualquier software desarrollado por esta compañía o cualquier firma que posean.

Esta decisión fue tomada luego del veto que fuese emitido por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Sin embargo, el gobierno de la nación norteamericana no es el único que sospecha de la compañía rusa, ya que, comenzando el mes de diciembre, el Reino Unido advirtió sobre los peligros que implica el uso de estos productos en relación al espionaje informático ruso, señalando indirectamente a Kaspersky.

Hackers rusos atacan organizaciones militares y gobiernos de Europa y Sudamérica, según informe

De hecho, fue el propio Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido el que lanzó la recomendación de ‘no elegir una compañía de antivirus rusa’ al momento de elegir un proveedor para tal fin.

Por su parte, Kaspersky sigue negando su vinculación con el Kremlin y cualquier acusación de espionaje informático, anunciando incluso hace muy poco un plan donde permitirían que su código fuese revisado para intentar limpiar su imagen. Afirman que no tienen nada que esconder.

Además, la compañía recibió la noticia lamentable de que su software había sido usado por espías de Israel sin su consentimiento para labores de espionaje, algo que mancha aún más su reputación.

Finalmente, en medio de este mar de acusaciones, WikiLeaks filtró recientemente unos documentos de la CIA donde se afirma que la agencia norteamericana se hizo pasar por Kaspersky y ocultó su identidad en su plataforma de comunicaciones ocultas para ejecutar sus programas de malware.

Más en TekCrispy