Celulas Car T

Tras evaluar los resultados de dos ensayos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), otorgó el visto bueno a un innovador tratamiento contra el cáncer, en el que el sistema inmunitario del paciente está genéticamente diseñado para combatir las células cancerosas.

El tratamiento con “axi-cel” (Axicabtagene Ciloleucel) comercializado como Yescarta, es la primera terapia celular de receptor de antígeno quimérico T (CAR T) aprobada por la FDA para pacientes que no han mostrado respuestas positivas, o que han recaído después de someterse, al menos a otros dos tratamientos, incluido linfoma difuso de células B grandes (LDCBG) no especificado, linfoma mediastínico primario de células B grandes, linfoma de células B de alto grado y LDCBG que surge a partir de un linfoma folicular.

Esta es la razón por la que las heridas ocurridas durante el día sanan más rápido

Para combatir el cáncer, las células T recolectadas de los pacientes, se envían al laboratorio donde los especialistas realizan una modificación genitival de las mismas, para incluir un gen que instruirá a las células T a matar las células cancerosas. Después de esto, millones de tales células genéticamente modificadas se infunden en el paciente.

Los resultados de los ensayos revelaron que de los 111 pacientes con linfoma de células B grandes agresivo de 22 centros de salud en diferentes ubicaciones de los Estados Unidos, el 42% permaneció en remisión durante un período de 15 meses seguidos, luego del tratamiento con Yescarta.

El Dr. Sattva Neelapu, profesor de la Universidad de Texas y líder del equipo de investigadores que llevó a cabo los ensayos, comentó:

Con la aprobación reciente de la FDA de esta terapia, creemos que este es un avance importante en el tratamiento de pacientes con linfoma de células B grandes recidivante o refractario y es probable que salve o prolongue la vida de muchos pacientes.

Sin embargo, hay algunos efectos secundarios para Yescarta. Según el estudio, el 95 por ciento de los pacientes que recibieron la terapia tuvo efectos secundarios graves, como fiebre, disminución de glóbulos blancos y plaquetas, y anemia.

DeepAIMed, el nuevo buscador especializado en consultas médicas

El 64 por ciento de los pacientes experimentaron eventos neurológicos, incluyendo encefalopatía, confusión general y dificultad para hablar. Si bien esos síntomas eran preocupantes, generalmente se resolvieron en dos semanas.

Los autores señalan que a la luz de los resultados obtenidos, el futuro de la investigación sobre el tratamiento del cáncer parece brillante, a pesar de los riesgos de los efectos secundarios. Por supuesto, dado el potencial de los preocupantes efectos secundarios, este tratamiento se utilizaría como último recurso.

En referencia a los resultados, el Dr. Sattva Neelapu, reseñó: 

Este estudio demostró que el tratamiento con Yescarta proporciona una mejora notable en los resultados sobre las terapias existentes para estos pacientes que no tienen otras opciones curativas.

Más en TekCrispy