Gamer 1

No hay duda en que el cerebro humano cuenta con una extraordinaria capacidad para aprender y adaptarse; otro aspecto innegable es la gran difusión y aceptación que han tenido los videojuegos en los últimos años, a un punto tal en que se han realizado varias investigaciones para medir su efecto en el cerebro, midiendo las capacidades intelectuales, como el discernimiento, la consideración y el tiempo de respuesta.

Un nuevo estudio realizado por científicos de la  Universidad de Ginebra (UNIGE), Suiza, reunió datos de los últimos quince años, para medir el impacto real que los videojuegos tienen en las capacidades cognitivas del cerebro humano.

Científicos desarrollan lentes de contacto terapéuticos para tratar lesiones de la córnea

Los analistas han estado examinando el efecto de los videojuegos en la mente desde finales de los años 80, cuando Pacman y los juegos arcade comenzaban a consolidarse. Sin embargo, la presente investigación se centra en una clasificación de videojuegos de acción en particular: guerra o tirador, entretenimientos que durante algún tiempo se han considerado desensibilizadores.

Para el estudio, un total de 8.970 personas con edades comprendidas entre 6 y 40 años, incluidos jugadores activos y no jugadores, tomaron varias pruebas psicométricas en ponderaciones dirigidas por centros de investigación de todo el mundo, con el objetivo de evaluar sus capacidades intelectuales.

Las evaluaciones incluyeron consideraciones espaciales, así como sus habilidades para tratar realizar varias tareas al mismo tiempo y cambiar sus planes según lo indicado por las pautas predeterminadas.

Los investigadores encontraron que la percepción de los participantes que jugaron videojuegos de acción era considerablemente mejor, en comparación con el estándar de los no jugadores.

Sin embargo, algo no queda claro: ¿estas personas juegan videojuegos de acción porque ya cuentan con ciertas habilidades cognitivas que los hacen buenos jugadores, o sus altas capacidades cognitivas se desarrollaron gracias a los videojuegos?

A fin de encontrar una respuesta los especialistas continuaron investigando. Esta vez el metaanálisis incluyó a 2.883 individuos (hombres y mujeres) que jugaron durante más de una hora por siete días, fueron conceptuados por sus capacidades intelectuales y luego arbitrariamente aislados en dos grupos: uno jugaba juegos de acción, mientras que el otro jugaba desvíos de control (Puzzle, Tetris).

Los dos grupos jugaron al menos de 8 horas durante una semana y hasta 50 horas más de 12 semanas. Hacia el final de la preparación, los miembros experimentaron pruebas subjetivas para cuantificar cualquier ajuste en sus capacidades intelectuales.

La investigación, que se llevó a cabo durante varios años en todo el mundo, demuestra los videojuegos de acción tienen efectos reales en el cerebro, en términos cognitivos.

Los genes juegan un papel en la actividad física y el sueño

Los investigadores señalan que sus observaciones allanan el camino para el uso de videojuegos activos para ampliar las capacidades cognitivas.

Independientemente de las noticias alentadoras para los jugadores enérgicos, es importante señalar que estos valiosos impactos fueron observados en los exámenes que solicitaron que las personas espaciaran sus juegos en un período de varias semanas o meses, en lugar de participar en extensas sesiones continuas de juego, generalmente  en solitario, lo que plantea un escenario completamente diferente.

Más en TekCrispy