Ovarios Artificiales Menopausia Estudio

Durante la menopausia los ovarios de una mujer dejan de funcionar, lo que provoca sofocos, problemas para dormir, aumento de peso y, lo que es peor, deterioro de los huesos. En un esfuerzo por encontrar una alternativa que pueda mitigar tales efectos, científicos del Centro Médico Bautista Wake Forest en Carolina del Norte, han realizado un estudio, cuyo resultado sugiere una potencial alternativa a la terapia de reemplazo hormonal que toman millones de mujeres después de llegar a la edad madura.

Las mujeres que atraviesan la menopausia, así como aquéllas que se han sometido a un tratamiento para el cáncer o se han extirpado los ovarios con fines médicos, pierden la capacidad de producir hormonas importantes, incluidas el estrógeno y la progesterona. Los bajos niveles de estas hormonas pueden afectar una serie de funciones corporales diferentes.

Cómo influye la microbiota intestinal en la salud

Para contrarrestar estos desagradables síntomas, muchas mujeres recurren a combinaciones de medicamentos de reemplazo hormonal: estrógeno sintético y progestina. Pero el reemplazo hormonal conlleva un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer de mama, por lo que no se recomienda su uso a largo plazo.

Los hallazgos de este estudio mostraron que el trasplante de ovarios biocultivados en laboratorio, puede ser una mejor alternativa para las mujeres menopáusicas que la ingesta regular de hormonas sintéticas.

Para diseñar el ovario bioartificial, los investigadores encapsularon dos tipos de células ováricas (células de la granulosa y de la teca) en una construcción de ovario de bioingeniería en 3D y los trasplantaron en ratas cuyos ovarios se había extirpado.

En la implantación, los investigadores encontraron que los constructos ováricos recapitularon las interacciones entre células nativas y produjeron hormonas, principalmente estrógeno y progesterona, a niveles bajos y de manera estable durante los 90 días estudiados.

El nuevo tratamiento mostró su capacidad de producir naturalmente hormonas y tener una mejor salud ósea y uterina, así como prevenir los síntomas de la menopausia, como el deterioro óseo, el aumento de peso y los problemas para dormir.

Se sabe que la pérdida de la función ovárica tiene efectos adversos sobre el sistema genital y urinario, incluida la disfunción sexual y la incontinencia urinaria. Los especialistas evaluaron el tejido uterino en los animales objetos de la investigación y encontraron que la salud uterina en las ratas tratadas era similar a la de las ratas del grupo de control, las cuales permanecieron con sus ovarios intactos.

Estudio encuentra que dieta mediterránea reduce el riesgo de depresión

El Dr. Emmanuel C. Oparam, profesor del CMB Wafe Forest e investigador principal del estudio, explica:

El tratamiento está diseñado para secretar hormonas de forma natural en función de las necesidades del cuerpo, en vez de que la mujer tome una dosis específica de medicamentos cada día.

Los autores expresan que la terapia basada en células con constructos ováricos modificados con bioingeniería podría actuar para imitar la función del órgano, produciendo niveles bajos pero suficientes de hormonas.

Debido a que este estudio se realizó en animales, se necesitará un exhaustivo trabajo adicional antes de su posible aplicación clínica en humanos.

Más en TekCrispy