Momia

Hace veinte años la arqueóloga alemana Frederica Kampp encontró dos tumbas, ubicadas al otro lado del Nilo, en la antigua ciudad de Luxor; pero es ahora que han sido exploradas por primera vez. Los arqueólogos egipcios anunciaron el descubrimiento de una momia en una de las tumbas.

El hallazgo se remonta a las antiguas dinastías egipcias del Imperio Nuevo, que duró desde el año 1550 hasta el 1070 a.C. Las dos tumbas se encontraron en la necrópolis Abu el Naga, cerca del Templo de Hatshepsut y el Valle de los Reyes, donde muchos faraones fueron enterrados.

Este animal en la pared de una cueva en Borneo es la pintura figurativa más antigua que se conoce

Los arqueólogos no han podido identificar el cuerpo momificado, pero las pruebas en la tumba sugieren dos posibilidades. La momia estaba envuelta en lino, lo que apunta que podrían ser los restos de “un alto funcionario o una persona poderosa” que se cree que es Djehuty Mes, cuyo nombre fue grabado en una de las paredes.

La otra alternativa sugiere que puede tratarse del escriba Maati, ya que se encontraron 50 conos funerarios que llevan su nombre y el de su esposa Mehi, en la cámara rectangular de la tumba.

El ministro de antigüedades, Khaled al-Anani, dijo que el descubrimiento en Luxor, uno de los principales destinos turísticos de Egipto, fue muy significativo y expresó:

Es realmente un día excepcional; ya se conocían los sepulcros de la XVIII dinastía, pero es la primera vez que se ingresa dentro de las dos tumbas.

El ministro explicó que uno de los sarcófagos tiene un patio con paredes de adobe y piedra, y un pozo funerario de seis metros que conduce a cuatro cámaras laterales. Los artefactos encontrados en su interior fueron en su mayoría fragmentos de ataúdes de madera. Las inscripciones y los murales pintados en las paredes, sugieren que perteneció a la época entre los reinados del rey Amenhotep II y el rey Thutmosis IV, ambos faraones de la dinastía XVIII.

La otra tumba tiene cinco entradas que conducen a una sala rectangular y contiene dos pozos funerarios ubicados en los lados norte y sur de la tumba. Entre los artefactos que se encontraron en su interior había conos funerarios, máscaras funerarias de madera pintadas, vasijas de arcilla, alrededor de 450 estatuas y la momia, que se distingue por su asombroso estado de conservación.

Científicos desarrollan lentes de contacto terapéuticos para tratar lesiones de la córnea

El anuncio del descubrimiento se produce pocos días después de los informes de que los arqueólogos han descubierto fragmentos de al menos 27 estatuas de la diosa egipcia Sekhmet, escondidas en un antiguo sitio religioso.

Algunos expertos señalan que los recientes anuncios de descubrimientos forman parte de los esfuerzos del ministerio para promover la industria turística de Egipto, la cual es en buena medida impulsada por las antigüedades, y que se ha visto mermada por los ataques extremistas y la agitación política tras el levantamiento del año 2011.

Más en TekCrispy