Domesticado

Se estima que hace unos 11.000 años que los seres humanos comenzaron a entrenar a ciertos animales para ser utilizados como compañeros, trabajadores y fuente de alimentos, un proceso que se conoce como domesticación.

Sólo ciertos animales, incluidos perros, gatos, cerdos, caballos, ovejas, cabras, pollos y vacas, se han domesticado exitosamente en todo el mundo. Pero, ¿por qué sólo esos animales? ¿Por qué no el rinoceronte, el tigre, la cebra o cualquiera de las otras cientos de criaturas?

Los expertos afirman que los animales deben cumplir ciertos criterios para ser domesticados con éxito, entre los que se encuentran:

  • La capacidad de encontrar comida suficiente cerca de los asentamientos humanos.
  • Madurar rápidamente.
  • Poder reproducirse en cautiverio.
  • Ser gentiles por naturaleza.
  • No deben tener fuertes tendencias de entrar en pánico y huir.
  • Los animales domésticos deben ajustarse a una estructura social que reconozca a un líder fuerte. Con la excepción de los gatos, la mayoría de los animales domesticados están dispuestos a reconocer a un cuidador humano como su líder.
El extraño caso en el que un padre transmite VIH a su hijo recién nacido

Estos factores explican, en su mayor parte, por qué los seres humanos tendemos a mantener como mascotas a los animales con los que estamos familiarizados; también explican por qué ciertos animales, como leones, puercoespines, cocodrilos y canguros, generalmente no son buenas mascotas.

Por supuesto, de vez en cuando puedes escuchar hablar de alguien con una mascota muy especial, como un zorro o un ciervo. Estos son ejemplos de mascotas exóticas, que son animales salvajes, los cuales han sido domesticados mediante cuidados meticulosos. La existencia de mascotas exóticas individuales, sin embargo, no cambia el hecho de que estas especies no son buenas candidatas para una domesticación generalizada.

Si bien las mascotas exóticas pueden parecer divertidas, tienden a requerir mucho más cuidado, lo que puede ser bastante costoso. También pueden ser peligrosos, ya que incluso los animales domesticados pueden conservar algunas de sus características salvajes, lo que puede representar un riesgo importante para la integridad física de los humanos con quienes convive.

Más en TekCrispy