Sophie Turner

Sophie Turner, actriz que da vida a Sansa Stark en la serie comentó que la temporada final de Game of Thrones será retrasada hasta 2019 y que el rodaje de la serie necesita de al menos seis o siete meses para culminar de grabar todos los episodios.

Esperar por Game of Thrones hasta el 2019 era uno de los tantos rumores que habían surgido después del final de la séptima temporada. Sin embargo HBO afirmaba que la temporada de la serie sí llegaría a su parrilla de televisión en 2018, pero el rodaje de los episodios recién iniciaron en el mes de octubre, eso más las declaraciones de Sophie y solo calculando los meses podemos inferir que 2019 es el año de Game of Thrones.

La octava y última temporada de la serie tendrá un total seis episodios, por ende será la más corta, sin embargo cada episodio promete tener una duración más extensa que los anteriores. El episodio más largo de la serie ha sido El dragón y el tigre que duró 80 minutos.

AMC planea extender universo de ‘The Walking Dead’ por al menos 10 años más

Puede que la razón del retraso se deba a los esfuerzos de David Benioff y Dan Weiss, para lograr que la última temporada sea la más épica de la serie hasta ahora. Hasta el momento los nuevos episodios de Game of Thrones han sido motivos de expectativas, y durante la última temporada de la serie se estima tener todas las emociones y los nervios a flor de piel.

Más en TekCrispy