Robot Sophia Derechos Mujeres Arabia Saudita

El robot humanoide artificialmente inteligente, Sophia, quien recibiera la ciudadanía de Arabia Saudita el pasado mes de octubre, ahora reclama los derechos de las mujeres en su país de origen.

En una entrevista con CNBC, David Hanson, CEO de Hanson Robotics, la compañía que desarrolló el robot, dijo que Sophia es una gran defensora de los derechos de las mujeres en Arabia Saudita. En este sentido, reveló:

“Sophia es una gran defensora de los derechos de las mujeres, de los derechos de todos los seres humanos”.

Aunque no está claro cómo el robot con Inteligencia Artificial (IA) ha estado expresando su apoyo a los derechos de las mujeres, la declaración sugiere que desea construir un futuro mejor, con igualdad de género para las mujeres en el reino donde carecen de derechos.

En octubre, cuando Arabia Saudita tomó la curiosa decisión de otorgar la ciudadanía a Sophia, la gente criticó la medida en las redes sociales y señaló que a la máquina con características femeninas se le han otorgado más derechos que a las mujeres reales en el país.

A pesar de que a las mujeres de ese país se les permite conducir bajo una ley recientemente modificada, todavía están sujetas a la tutela masculina y se les exige usar una prenda suelta llamada abaya y un pañuelo en la cabeza, según el estricto código de vestimenta del país.

Entre otras cosas, ni siquiera se les permite viajar, casarse, comer en un restaurante o abrir una cuenta bancaria por su cuenta. Durante la entrevista, Hanson también enfatizó la importancia de los derechos para los robots como Sophia. Con respecto a este tema, dijo que debía existir un respeto por todos los seres conscientes del planeta, y eso incluía a su robot.

Mientras Hanson afirma que Sophia aún está en desarrollo, el robot humanoide, que utiliza el aprendizaje automático para leer las expresiones de una persona y responder en consecuencia, ya ha mostrado muchas de sus habilidades. En un evento el mes pasado, el robot expresó la esperanza de formar una familia y nombrar a su propio hijo.