Robot Predice Sus Propias Acciones

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley le han dado “imaginación” a un robot a través de una tecnología de aprendizaje para que pueda predecir sus propias acciones en el futuro, e incluso pueda manipular objetos que nunca antes había visto.

Con el uso de la previsión visual, este robot, llamado Vestri, es capaz de predecir qué verán brevemente sus cámaras en el futuro cuando realice una secuencia específica de movimientos, según un informe de TechXplore.

El informe menciona que, a partir de ahora, los “pensamientos” son simples y que el robot puede predecir el futuro solo por unos segundos, pero aparentemente es el tiempo suficiente para que descubra cómo y dónde mover objetos en una mesa de prueba, sin golpear los obstáculos.

Vestri puede aprender a realizar estas tareas por sí mismo, lo que significa que no requerirá ninguna ayuda humana o incluso ningún tipo de conocimiento previo sobre la física del objeto, el entorno en que se encuentra o cuáles son los objetos. Una tecnología como esta podría utilizarse algún día para hacer que los coches autónomos sean más inteligentes y crear asistentes de robots intuitivos para los hogares.

La imaginación visual, al igual que con los bebés humanos, es algo que el robot aprendió desde cero y el proceso se llevó a cabo sin supervisión constante, señala el informe. Vestri aprendió a tocar y descubrir sus extremidades y la forma en que interactúan con los objetos que se encuentran frente a él sin ningún código insertado o mediciones.

Un video presentado por la universidad explica que Vestri balbuceó durante aproximadamente una semana, tal y como lo hacen los bebés cuando aún descubre cómo funcionan sus miembros y extremidades con movimientos poco precisos.

Después de conocer y comprender su entorno, se le asignó una tarea específica, que consistió en mover uno de los objetos que tenía frente a otro punto marcado en la tabla de prueba. Confiando solo en lo que el robot aprendió por sí mismo, descubrió exactamente qué hacer. Observó sus propios miembros a través de una cámara y luego se imaginó qué hacer para obtener los mejores resultados posibles.

La imaginación de Vestri se produce en forma de video, con escenas de situaciones que aún no han sucedido y, de muchos escenarios planteados, elige el que posiblemente producirá mejores resultados. Los investigadores han comparado este atributo con los humanos cuando conducen un coche o andan en bicicleta, que se imaginan los desvíos o rutas antes de que sucedan en tiempo real.

Además, los expertos han dicho que la Inteligencia Artificial de Vestri fue exitosa en un 90% e incluso capaz de superar los más duros obstáculos. Se planea llevar a cabo más investigaciones con el fin de hacer más inteligente a este robot.