Compartir

Mucho antes de la Edad del Hierro, cuando los humanos finalmente desarrollaron los medios para fundir el metal y crear herramientas, elaboraron armas y joyas en bronce. Sin embargo, se sabe que existen varios artefactos de hierro que fueron confeccionados en la Edad del Bronce. De acuerdo con un nuevo estudio, la composición de estos artefactos es consistente con un metal de origen meteorítico.

La investigación, dirigida por el científico francés Albert Jambon del Instituto de Mineralogía, Física de Materiales y Cosmoquímica, sugiere que todos los utensilios y herramientas de hierro de la Edad del Bronce, fueron hechos con hierro que vino del espacio, meteoritos que se estrellaron en la Tierra hace miles de años.

Escaneo láser revela antigua ciudad perdida en México

El investigador utilizó un espectrómetro portátil de fluorescencia de rayos X para realizar un análisis químico no invasivo de una variedad de artefactos, elaborados en hierro, pero la Edad del Bronce. Estos incluyen: la daga, el brazalete y el reposacabezas del rey egipcio Tutankamón, que datan del año 1350 a. C.,  un colgante de Umm el-Marra del 2300 a. C., cuentas de Gerzeh del 3200 a. C. y otras piezas de la dinastía Shang del 1400 a. C. en China.

Una vez realizados los análisis, se llegó a la conclusión que todos los artefactos de hierro elaborados antes del año 1200 a. C., fueron confeccionados con mineral que se encontró en los meteoritos. Estas rocas espaciales, que nacen de la destrucción de las estrellas, se distinguen por estar compuestas principalmente de hierro con un alto contenido de cobalto y níquel.

De acuerdo al Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) francés, era más fácil para los trabajadores del metal de la Edad del Bronce, crear herramientas a partir de hierro meteorítico, ya que no tienen que someterse al proceso de fundición que los minerales de hierro terrestres deben experimentar.

El Dr. Jambon, investigador de la Universidad Côte D’Azur y de la Universidad de Sorbona en Francia, y autor del estudio señala: “La Edad de Hierro comenzó en Anatolia y el Cáucaso alrededor del año 1200 a. C., pero casi dos milenios antes, varias culturas ya estaban fabricando objetos de hierro. Estos artículos eran extremadamente raros y siempre atesorados.”

Moderna técnica permite descubrir miles de estructuras mayas ocultas en selva de Guatemala

Durante la formación de la Tierra, casi todo el níquel se desplazó hacia el núcleo de hierro fundido; esto hace muy extraño encontrar níquel en la superficie. Sin embargo, los meteoritos que se originan del fraccionamiento de cuerpos celestes ya formados, en su mayoría contienen hierro con altos niveles de níquel y cobalto. Esta característica hace posible identificar el origen del mineral utilizado, en la elaboración de estas interesantes piezas.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.