Bitcoins

La policía de Kenia puso bajo arresto a tres corredores peer-to peer de Bitcoins. Los sospechosos eran Emma Kariuki, Stanley Mumo y Timothy Gachele. La acusación era que se debe a que al parecer usaron la plataforma de cambio LocalBitcoins para robar dinero.

El supuesto pseudónimo que emplearon para realizar los hurtos era BADASS20 de las cuentas del I&M Bank y el Safaricom Paybill account. El reporte oficial del incidente lo realizó el periódico de Wall Street de Kenia, y en la reseña resaltaron que el ladrón robó la cantidad de KEH 10.2 mln, lo que equivale a USD$ 100.000. Este dinero se usó para adquirir bitcoins a través de la casa de cambio, LocalBitcoins.

La policía logró rastrear el dinero robado hasta dar con varias cuentas bancarias, y varias de ellas pertenecía a los traders de bitcoins. Una vez que las investigaciones comenzaron a llevarse a cabo, los traders afirmaron que no estaban al tanto de que el dinero que usaron para realizar operaciones de compras era robado, y que ellos solo estaban haciendo lo que veían normal cuando se trata de operaciones de cambio. Dichos argumentos parecieron ser verídicos cuando se revisaron los historiales de mensajería instantánea de los sospechosos.

Sin embargo, incluso luego de un argumento de defensa  válido, la Unidad de Fraudes Bancarios de Kenia tomó la decisión de arrestar a los traders y congelar los fondos de sus cuentas bancarias. Los corredores, por otra parte fueron capaces de salir bajo fianza, aunque siguen teniendo la obligación de ir a una audiencia en la corte en enero.

El mercado de monedas digitales en Kenia está creciendo considerablemente rápido a pesar de las advertencias establecidas por el Banco Central desde 2015, en ese entonces la entidad aconsejó a los ciudadanos abstenerse de hacer transacciones con bitcoins y cualquier otra criptomonedas.