Venezuela Su Criptomoneda Petro

El día de hoy, la economía de Venezuela y el mundo de las criptomonedas vuelven a fusionarse para ser noticia. Desde CoinCrispy, hemos hablado en repetidas ocasiones sobre cómo la crisis venezolana está empujando a los ciudadanos de ese país hacia el mercado de las criptomonedas y las actividades de minería, con el fin de sopesar los efectos de los índices de inflación más altos del mundo.

Ahora, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado una medida que a pesar de ser sorpresiva, no estaba tan lejos de las opciones que, según algunos especialistas, el gobierno ‘socialista’ manejaba como parte de sus futuras medidas económicas: Venezuela tendrá su propia criptomoneda, el Petro.

¿Una medida sorpresiva?

Recordemos que apenas en septiembre, algunos economistas de talla internacional hablaban de la “bitcoinización de un estado soberano”, al referirse a la posibilidad de que Venezuela adoptara el Bitcoin como moneda oficial.

Sin embargo, dicho pronóstico no resultaba tan realista. Lo que sí podía ser posible es que, ante la creciente afinidad que los ciudadanos han manifestado por el Bitcoin y otras criptomonedas, el gobierno venezolano anunciara algún plan que tuviese relación con el mercado Blockchain.

El Petro, la criptomoneda venezolana

Maduro anunció este domingo la creación de la criptomoneda Petro, con la que su gobierno buscará “avanzar en materia de soberanía monetaria, para hacer transacciones financieras y para vencer el bloqueo financiero”. Durante su programa televisivo Los Domingos con Maduro, transmitido por el canal estatal VTV, el jefe de estado reveló:

Esto nos va a permitir avanzar hacia nuevas formas de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social del país.

El presidente venezolano dijo además que estas criptomonedas estarán respaldadas en oro, petróleo, gas y diamante, al tiempo que anunció la creación de un observatorio Blockchain, institución que estará adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, y que constituirá la base política, jurídica e institucional para la criptomoneda venezolana. Con respecto de este observatorio y sus funciones, Maduro dijo:

Para el arranque de este observatorio se conformará un equipo multidisciplinario de 50 personas (…), especialistas en las áreas de tecnología, economía y finanzas, legal, área monetaria, mediática, entre otras.

El presidente venezolano también dijo que prestará atención a las propuestas de la Asociación Nacional de Criptomonedas, enfatizando que uno de sus miembros ha predijo que el dinero fiduciario desaparecerá en el futuro, y ha sugerido al Estado vender petróleo a través del Petro.

Según lo anunciado el día de hoy, el Petro brindará un mayor nivel de estabilidad y seguridad en el proceso de gestión de operaciones financieras, representando la incorporación de Venezuela al mundo del siglo XXI. Sin embargo, maduro justificó la creación del Petro con el aparente “bloqueo financiero a nivel internacional” que los países potencia tienen contra Venezuela.

¿Qué significa que Venezuela anuncie su propia criptomoneda?

No es errado afirmar que la criptomoneda venezolana sea una respuesta a las sanciones impuestas por parte de Estados Unidos a Venezuela en materia económica, que han abierto una brecha especulativa sobre lo que podría ser un futuro cerco para la economía venezolana a nivel internacional y una mayor dependencia exterior.

Con un nivel de financiamiento claramente reducido, los problemas de Venezuela van desde el pago de su deuda externa hasta la importación de artículos de primera necesidad. Según se puede leer en un comunicado publicado por el departamento de prensa de la Casa Blanca, la sanción norteamericana prohíbe ejecutar transacciones con títulos de deuda y acciones emitidos por el gobierno venezolano y su empresa petrolera estatal PDVSA.

Asimismo, el comunicado prohíbe las transacciones con algunos bonos del sector público venezolano, así como también impide el pago de dividendos al gobierno de Venezuela. En ese momento, Maduro dijo que estas medidas herían “profundamente” a la economía del país, quien afirmó confiado que a los ciudadanos venezolanos “no les faltaría nada”.

Conociendo a las grandes directoras de cine latinoamericano

Posteriormente, Maduro viajó en octubre a Rusia, entre otros países, con el fin de “fortalecer las alianzas de cooperación en diversos sectores de trabajo”. No extraña que precisamente Rusia, quien anunció en octubre el lanzamiento de su propia criptomoneda, el Cryptoruble, y cuya tensión política con Estados Unidos se ha agudizado en los últimos meses, haya asesorado al gobierno de Maduro sobre una posible respuesta económica a las sanciones de la Casa Blanca.

En todo caso, con un precio del Bitcoin amenazando con alcanzar los US$ 12.000 en las próximas horas, lanzar una criptomoneda respaldada por el petróleo, que se cotiza a la baja en la bolsa de valores, y cuya industria petrolera venezolana (PDVSA) está a punto de la quiebra, parece más bien una medida política en respuesta a las sanciones norteamericanas, en vez de una estrategia lógica para que Venezuela pueda “respirar” a nivel económico.

Más en TekCrispy