Compartir

De acuerdo a una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, algunos hombres tienden a confundir el interés sexual con el consentimiento, independientemente de la situación.

El estudio, dirigido por el profesor Ashton M. Lofgreen, descubrió que los hombres tendían a confundir el interés sexual con el consentimiento sexual, independientemente de la situación. Pero el nivel de confusión sobre el consentimiento sexual, varió dependiendo de factores como qué tan lejos estaban las personas de lograr una interacción sexual o si anteriormente ya habían tenido relaciones sexuales.

Las personas solteras tienen una mejor vida social, según estudio

Los investigadores encuestaron a 145 hombres heterosexuales, quienes recibieron una serie de hipotéticos escenarios sexuales que describen una cita con “una mujer que encuentra muy atractiva” y con la que le gustaría tener sexo.

Varias categorías de consentimiento y modos de comunicación se incluyeron en los escenarios: el consentimiento, la negativa y la falta de respuesta o resistencia, comunicadas verbalmente, no verbalmente o una combinación de ambas.

Los factores situacionales también fueron variados en los escenarios, incluyendo cómo se vistió la mujer, la historia sexual de la mujer, cuánto alcohol consumieron tanto el hombre como la mujer, la historia sexual de la pareja y el nivel de intimidad alcanzado en la interacción.

Los hombres fueron medidos por su aceptación del mito de la violación, la hipermasculinidad y el sexismo hostil. Según el estudio, los mitos sobre la violación incluyen creencias tales como que “las mujeres generalmente encuentran que ser forzadas físicamente al sexo es una verdadera excitación” o “cuando una mujer dice que no, realmente quiere decir que sí”.

Los resultados mostraron que el interés sexual y el consentimiento sexual a menudo se combinan entre sí, aunque hay una variedad de razones por las que una mujer puede dar su consentimiento sin estar interesada, o estar interesada y optar por no dar su consentimiento.

Al respecto, el profesor Lofgreen, comenta: “Descubrimos que la forma en que la mujer comunicaba sus intenciones sexuales, es decir, rechazo verbal versus respuesta pasiva, tuvo el mayor efecto de las percepciones de los hombres. Sin embargo, también hubo evidencia de un efecto de precedencia”.

La testosterona podría explicar por qué el asma es más común en las mujeres

Los investigadores encontraron que muchos hombres piensan que el consentimiento previo de una mujer a tener sexo, implicaba su consentimiento para siempre. Esto se vio claramente en los casos en que los hombres tenían una historia sexual con alguien, en los que incluso el rechazo verbal de la mujer, muchas veces no era suficiente para cambiar su idea de que ella no había dado su consentimiento.

Los autores señalan que la realización de este estudio se debió a que el acoso y la agresión sexual, principalmente cometidos por hombres en posiciones de autoridad contra las mujeres, han dominado los informes de los medios, y se ha acusado a varios hombres prominentes de conducta sexual indebida.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.