Banco Central Europeo Pagos Instantaneos

La red Bitcoin, incluso los días de congestión, permite enviar fondos en pocos minutos u horas. Algunos servicios bancarios pueden tardar días, o al menos una noche para procesar la operación. En este sentido, el Banco Central Europeo (BCE) cree que la ventaja de Bitcoin podría disminuir, en caso de que los bancos instalen opciones de transferencia más rápidas.

En concreto, Yves Mersch, miembro de la junta directiva del BCE, sugiere a los bancos ofrecer una alternativa a los tokens digitales, afirmando lo siguiente:

Los bancos deben implementar pagos instantáneos tan pronto como sea posible y proporcionar una narrativa alternativa al debate público en curso sobre la supuesta innovación traída por los esquemas de moneda virtual.

Por el momento, el sistema de tarjeta de débito y crédito es rápido, pero el envío de fondos de igual a igual en todo el mundo a veces tiene costos muy altos, cargos por el tipo de cambio y un retraso de algunos días.

El BCE también está preocupado de que la presencia de las criptomonedas y la tendencia de la ‘tokenización’ puedan obstaculizar la capacidad de un banco central para controlar el suministro de dinero y ajustar la inflación a un nivel saludable. Hasta ahora, los tokens y las criptomonedas solo tienen aplicaciones limitadas para productos reales, pero pueden volverse más valiosas en el futuro.

Mersch, sin embargo, cree que la disrupción total no está en los libros:

Otras aplicaciones aventureras de naturaleza más disruptiva simplemente no son lo suficientemente robustas.

Un problema para las criptomonedas descentralizadas es su corta capacidad de manejar transacciones. Su velocidad proviene de la falta de un procedimiento complejo, como suele ser el caso de los bancos, pero la capacidad de la red sigue siendo limitada (3 a 7 transacciones por segundo para Bitcoin y 13 a 30 transacciones por segundo para Ethereum).

A su máxima capacidad, VISA puede manejar hasta 24.000 transacciones por segundo, pero incluso en ese caso, las transacciones permanecen pendientes hasta que la oficina administrativa del banco funcione a través de ellas. Sin embargo, VISA crea la ilusión de una especie de pago instantáneo, mientras que depende de una entidad confiable para verificar la transferencia de fondos.

Sin embargo, la red Bitcoin permite realizar transacciones sin la segunda etapa de verificación de VISA, y la aceptación del pago y la verificación, además de la minería, deben ocurrir al mismo tiempo. Esto crea bastante estrés para los usuarios, especialmente si hay un retraso de transacciones no verificadas.