Vicepresidente Bce Invertir Bitcoin

El precio del Bitcoin actualmente ronda los US$ 11.000, lo que hace que muchos se pregunten si deberían entrar en este momento en el mercado, o si ese barco ya zarpó. Un influyente participante del mundo de las finanzas ha intervenido y advierte que ahora no es el momento.

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio, dijo a CNBC que en este momento es demasiado arriesgado invertir en Bitcoin. En este sentido, el funcionario reveló:

Es un activo muy particular, muy especulativo, por definición, mirando a la evolución de su precio. Los inversionistas están asumiendo el riesgo de comprar a precios tan altos.

Los comentarios de Constancio se dan inmediatamente después de un día volátil para el Bitcoin, el cual se desplomó poderosamente esta mañana después que se rumoreara que un pez gordo había retirado sus inversiones en la criptomoneda. El pánico subsiguiente de los comerciantes redujo el valor del Bitcoin un 12% en 4 minutos.

El Bitcoin cayó a US$ 9.200 desde su máximo histórico de US$ 11.441. Durante el resto del día, la criptomoneda luchó por volver a los US$ 11 mil, pero no pudo. En este momento, su valor es de US$ 9.954,28, según información de Coinmarketcap.

Los bancos centrales han estado tratando de recorrer la delgada línea entre los entusiastas de Bitcoin y las regulaciones. A medida que el precio de las criptomonedas, especialmente del Bitcoin, ha aumentado, hay más llamadas para que los reguladores se involucren. Por ahora, los jefes de estos bancos están tomando un enfoque ‘semi-invasivo’. Por ejemplo, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho:

Con algo nuevo, la gente tiene grandes expectativas y una gran incertidumbre. En este momento creemos que especialmente en lo que respecta al Bitcoin y las criptomonedas, no creemos que la tecnología esté madura para nuestra consideración.

Asimismo, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo esta semana que él y la institución están pendientes de las criptomonedas, reconociendo que su valoración ha experimentado un claro crecimiento, pero asegurando que actualmente “no importan”.