Assassins Creed Origin

Con la llegada de un nuevo título, como lo es Assassin’s Creed Origins, Ubisoft decidió lanzar un nuevo sistema antipiratería, el cual hasta los momentos ha sido un éxito rotundo para el estudio ya que el juego no ha sido pirateado, algo que demuestra por sí solo que el sistema funciona perfectamente.

Las compañías de videojuegos viven combatiendo los problemas que les generan los piratas informáticos, por lo que están en constante renovación de sus sistemas antipiratería, los cuales siempre terminan cayendo y el juego termina colgado en la internet. En el caso de Origin, ha pasado un mes desde su lanzamiento y el juego no ha sido pirateado, algo que quizás dure poco, ya que debido a la popularidad de la franquicia, es probable que pronto esté disponible para descargarse ilegalmente.

Hasta los momentos, Ubisoft ha integrado un sistema de seguridad doble el cual combina a VMProtect y Denuvo, algo que hace más complicado el hecho de piratear el juego. De seguir funcionando este sistema, es probable que Ubisoft lo aplique en futuras entregas. Sin embargo, no todo es color de rosa ya que alguno usuarios se han quejado de que dichas medidas consumen un 40% de recursos del CPU, algo que afecta directamente a la calidad del juego y a la experiencia del jugador.

Hasta los momentos no se ha especificado si se tratan de casos aislados o falsos, debido a que no son numerosas las quejas, por su parte, Ubisoft ha negado que esto sea verdad.

Hasta los momentos la estrategia de Ubisoft parece bastante sólida, además de ser inteligente el hecho de mezclar dos sistemas, algo que ha funcionado para varias compañías, ya que otros títulos como Sonic Forces, Injustice 2 y Star Wars Battlefront II utilizan el mismo sistema y hasta los momentos les ha resultado.