Xbox One X 1

Los protectores de voltaje o protectores de sobretensión son muy utilizados en las consolas de videojuegos ante cualquier problema que se pueda presentar con el voltaje o la toma de corriente donde tenemos conectada a nuestra consola. Sin embargo, Microsoft ha recomendado a su público no utilizar estos protectores en consolas como la Xbox One S o la Xbox One X ya que estos ya vienen con una integrada.

Las quejas de los usuarios han iniciado debido a casos donde la consola no vuelve a encender si emplean uno de estos protectores, por lo que han recomendado mediante su cuenta en twitter que la consola se conecte directamente a la pared, sin utilizar ningún tipo de protector o regleta ya que fueron diseñadas con esa finalidad y que de igual modo, la fuente de alimentación de la consola posee su propio protector de voltaje.

Las quejas han llegado por parte de usuarios que utilizan la nueva Xbox One X, sin embargo, Microsoft amplía la recomendación a aquellos usuarios que cuenten con una Xbox One S debido a que ambos poseen su protector integrado. Entre las consolas mencionadas no figura la Xbox One clásica, por lo que sospechamos que su funcionamiento es el mismo si se conecta directo desde la pared o a un protector o regleta.

El hecho de que las quejas de los usuarios hayan partido desde su experiencia con la Xbox One X no es pura casualidad, la nueva consola de Microsoft fue lanzada la semana pasada y presentó una serie de errores (desde que el usuario la apagaba y no volvia a encender hasta que la consola jamas encendió), por lo que los usuarios están atentos ante cualquier desperfecto que pudiese tener su consola y desean correr con la suerte de que no presente ningún problema.

El uso de un protector o una regleta con nuestras Xbox One S y Xbox One X ocasiona que la consola no reciba la energía necesaria, lo que explicaría el hecho de que la consola no encienda. Si al conectarla a la pared esta sigue sin encender, podría tratarse de un problema mayor.