Fuera de los primates, se tiene la creencia que los animales no son capaces de alterar sus expresiones faciales de acuerdo con quién los está mirando. Pero los resultados de un estudio realizado por científicos de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, la cual se centró en indagar si las expresiones faciales de los perros se adaptan a la atención de las personas, pone en duda esa afirmación.

El equipo descubrió que cuando los perros están siendo observados, realizan significativamente más movimientos faciales.  Los científicos creen que esto muestra que los perros realizan expresiones faciales como una forma de comunicarse.

Dogs es la nueva docuserie de Netflix que cuenta historias encantadoras sobre perros

Para evaluar las respuestas faciales de los perros, se presentaron 24 animales de diferentes razas, incluidos Pastor Alemán, Golden Retriever y una serie de mestizos, en cuatro situaciones diferentes.

En cada uno de los ensayos, las respuestas faciales del perro se registraron usando una cámara de video y se analizaron.

Los investigadores encontraron que los perros aumentaron la frecuencia de ciertas expresiones faciales, en función de la atención que reciben.

Un movimiento que popularmente es conocida como la expresión “ojos de cachorro”, pero que los científicos han denominado AU101, fue utilizada por los perros con mayor frecuencia cuando se encuentra bajo la mirada de una persona.

Investigaciones previas han demostrado que esta expresión en particular es utilizada por los perros de refugio, como una estrategia para llamar la atención de los potenciales nuevos propietarios.

Los investigadores creen que el aumento en el uso de estas expresiones, demuestra que los perros son conscientes de lo que pueden obtener con ellas.

¿Se puede despertar a una persona sonámbula?

Esto podría deberse a dos posibles razones. En primer lugar, AU101 se asemeja a un movimiento facial que en los humanos indica tristeza, lo que hace que se sientan más empáticos.

Otra posibilidad es que la expresión AU101, hace que los ojos de los perros parezcan más grandes y más infantiles, algo a que los humanos son particularmente sensibles. Independientemente de la razón, realizar estas expresiones faciales en respuesta a la atención humana, podría beneficiar a los perros en su interacción con los humanos.

Más en TekCrispy