Drogas

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Michigan, sugiere que la adicción a las drogas pudiera ser, más que un hábito, una cuestión de motivación. La investigación, realizada en un modelo animal, desafía puntos de vista ampliamente extendidos sobre la dependencia que desarrollan los usuarios de drogas.

Gran parte de lo que sabemos sobre la neurobiología de la adicción, proviene de estudios que requieren que los animales realicen un comportamiento repetido, como presionar una palanca o dar un golpe con la nariz, para obtener la deseada droga.

¿Cuánto tiempo demoran las personas en cambiar sus hábitos?, esto dice la ciencia

El diseño de estos experimentos genera un comportamiento controlado por una rutina de estímulo y respuesta, la cual soporta la noción que considera a la adicción como un hábito.

Este estudio, a diferencia de los modelos de adicción convencionales en animales, el equipo de investigación realizó los experimentos con un enfoque diferente, estudiando cómo las ratas macho resolvieron rompecabezas cada vez más difíciles para recibir una recompensa de cocaína.

Los autores del estudio señalan que este diseño experimental permitió que el comportamiento adictivo de las ratas nunca fuera automático o habitual, dado que los rompecabezas siempre cambiaron durante el tiempo en que se realizaron las pruebas.

El investigador Bryan Singer, catedrático de psicología en la UM y autor principal del estudio, comenta: “Con esta investigación estamos desafiando la definición de adicción como un hábito.”

Las ratas fueron introducidas en un recinto especialmente diseñado con acertijos y tuvieron que realizar tareas en órdenes específicas, que incluían hacer girar una rueda, presionar una palanca y meter la nariz en un agujero. Si cometían errores al intentar resolver el acertijo, los animales tenían que comenzar desde el principio.

Al completar con éxito un rompecabezas, se les permitía a las ratas autoadministrarse pequeñas dosis de cocaína. Cada día se modificaban los acertijos y se fueron haciendo más complejos; en el transcurso del experimento, las ratas continuaron resolviendo los rompecabezas cada vez más desafiantes.

Durante todo el experimento, el comportamiento de búsqueda de drogas involucró al núcleo accumbens, una región del cerebro involucrada en el comportamiento dirigido a un objetivo. Los investigadores no observaron un cambio en la señalización de la dopamina al estriado dorsal, que se cree subyace a la transición del comportamiento aprendido al hábito, lo que sugiere que las ratas continuaron confiando en el ingenio para mantener su adicción.

Así es como el estrés pasó a convertirse en toda una industria

El coautor del estudio Dr. Terry E. Robinson, profesor de psicología y neurociencia  en el Departamento de Biopsicología de la UM, explica que la perseverancia de las ratas en la búsqueda de la droga y la mayor tasa de respuesta, reflejan la creciente motivación para obtener la sustancia, y debido a que ajustaron su comportamiento, nunca se volvió habitual.

Los autores del estudio manifiestan que los hallazgos obtenidos pueden ser útiles para estudiar los cambios en la función neuropsicológica que promueven la transición a la adicción.

Más en TekCrispy