Microsoft Edge Modo Incognito Porno

El modo incógnito que incluyen los navegadores poco puede hacer para proteger nuestra privacidad, sin embargo, es realmente efectivo para evitar que se almacene el historial de navegación en el ordenador donde lo utilizamos, por ello, es una de las alternativas preferidas de los usuarios cuando ven porno.

En el caso de Edge, el navegador de Microsoft, el modo incógnito lleva por nombre InPrivate, y, al igual que los demás navegadores, el usuario debe abrir la ventana privada manualmente. Ahora, Microsoft quiere dar un giro a este hecho en algunas ocasiones especiales.

La compañía ha solicitado una nueva patente llamada Automation of Browsing Mode Switching (Automatización del cambio de modo de navegación), algo que generaría que el navegador cambia a modo incógnito cuando visitamos sitios web que quieres mantener en el anonimato.

En la publicación sobre la patente se puede leer que ya algunos sitios web incorporan contenido que el usuario “no quiere asociar con su identidad o su dispositivo”, razón por la cual tienen disponible el modo privado para visualizar una web minimizando los datos que son retenidos y que se pueden utilizar para indicar que el usuario visitó dicho sitio web.

Según el mapa conceptual, en primer lugar, la función detecta la petición para visitar un sitio web mientras el usuario navega en modo norma. Posteriormente, se determina si dicho sitio web está vinculado a un ‘desencadenante’ que cambie del modo de navegación normal, y en caso de que no sea así, se mostrará un mensaje con instrucciones. De esta manera, cuando se cambie de forma automática se mostrará una notificación de este nuevo modo de navegación.

La manera en la que Microsoft Edge determinará si un sitio web necesita ser ocultado o no, es contando con una lista de sitios web para adultos en tu ordenador, o a través de una base de datos en la nube. De hecho, no solo los sitios web de contenido pornográfico podrían recibir esta función, sin embargo, son la opción más popular para navegar en modo incógnito.

Más allá de todo, solo se trata de una patente, por lo que no tenemos seguridad de cuándo se podría convertir en una función real, pero lo cierto es que se trata de una alternativa muy interesante que atraerá la atención de muchos.