Canela

Es bien sabido que muchas especias contienen antioxidantes y otros compuestos que disminuyen la inflamación en el cuerpo; algunas incluso pueden ayudar a prevenir dolencias crónicas como la diabetes y enfermedades del corazón. Ahora una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad de Michigan, revela que un compuesto de la canela favorece a la pérdida de peso, al mejorar el metabolismo celular y activar la termogénesis.

Para el estudio, los investigadores probaron cómo las células grasas, también conocidas como adipocitos, reaccionaron a una solución hecha de cinamadehído, en un esfuerzo por ver si el compuesto de canela podría afectar el proceso de quema de grasa de las células.

Notaron que el aceite de canela activa varios genes y enzimas relacionadas con la aceleración del metabolismo de las grasas, y que algunas proteínas relacionadas con la termogénesis también aumentaron.

Ya que la canela es una fuente de alimento natural ampliamente utilizada, los científicos esperan que pueda ser parte de un esfuerzo de reducción de peso, a fin de contraatacar la crisis de la obesidad.

El Dr. Jun Wu, Ph.D., profesor en el Instituto de Ciencias de la Vida de la UM y autor principal del estudio, expresa: “La canela ha sido parte de nuestra dieta durante miles de años, y goza de gran aceptación entre las personas. Si además de aportar su peculiar sabor también  puede ayudar a contrarrestar la obesidad, puede ofrecer un enfoque para la salud metabólica que sea más fácil de cumplir para los pacientes.”

Estudios previos en ratones ya habían demostrado que el cinamaldehído ayuda a combatir la obesidad y la hiperglucemia. Los investigadores se determinaron a estudiar cómo y qué vía podría estar involucrada en este proceso. Para hacerlo, trataron adipocitos, o células grasas, tanto de ratones como de humanos, con el compuesto.

Los experimentos revelaron que el cinnamaldehído tiene un efecto directo sobre las células grasas, activando proceso conocido como termogénesis, que hace que los adipocitos comiencen a quemar la grasa que habían estado almacenando.

Los adipocitos almacenan lípidos, que luego se pueden quemar para obtener energía. Las células evolucionaron para ayudar a nuestros cuerpos a utilizar los recursos energéticos de manera efectiva en momentos en que dichos recursos pueden ser escasos, como por ejemplo, un invierno frío o una hambruna.

Esta es la razón por la que tu cerebro no puede resistirse a la combinación de carbohidratos y grasas

Los autores del estudio creen que la canela podría ser una de las formas de activar la termogénesis. En su investigación, encontraron una mayor expresión de ciertos genes y enzimas, que estimulan el metabolismo de los lípidos en los adipocitos tratados con cinamaldehído.

Los investigadores concluyen señalando que dado el amplio uso de la canela en la industria alimentaria, la noción de que este popular aditivo puede activar la termogénesis, podría favorecer el desarrollo de estrategias terapéuticas que pueden resultar menos perturbadoras para las personas que sufren de obesidad.