Singapur Plataforma Comercial Blockchain Pymes

Singapur tendrá su primera plataforma comercial basada en la tecnología Blockchain para pequeñas y medianas empresas (PYMES) a comienzos de 2018. Prudential Singapore está colaborando con StarHub para respaldarla. Llevará por nombre Fasttrack Trade (FTT), y será desarrollada por la startup de FinTech Cities Gestion.

Las compañías anunciaron que StarHub, una de las tres principales compañías de telecomunicaciones de Singapur, les ofrecería FTT a sus clientes como una nueva alternativa. Por su parte Prudential Assurance Company Singapore, una subsidiaria de Prudential, la mayor aseguradora del Reino Unido, ofrecerá seguros para ayudar a los clientes a administrar los riegos.

La plataforma FTT permitirá a las PYMES encontrar socios, planes de seguro y comprar o vender bienes. Con motivo del anuncio, Stephanie Simonnet, directora de distribución de asociaciones principales de Prudential Singapore, afirmó:

Estamos creando un ecosistema digital basado en la colaboración entre industrias, que transformará el comercio e impulsará el crecimiento de las empresas. El acceso conveniente y asequible a fuentes de financiación no tradicionales y a la protección, ayudará a las pequeñas empresas a cumplir sus ambiciones de crecimiento y gestionar el riesgo.

La asociación entre StarHub y Prudential Singapore se produce en medio de una iniciativa más amplia para construir un mercado digital entre B2B (business to business) que conectaría a más empresas de diversos sectores de la economía.  El objetivo es contribuir al desarrollo de las PYME en Singapur, siendo incluso posible acceder a esta plataforma desde fuera del país.

Basada en la tecnología Blockchain, la plataforma FTT hace posible registrar y rastrear cada transacción, lo que la hace segura y asequible para estas empresas. El país se ha convertido en un ecosistema amigable para las tecnologías derivadas de Blockchain, después de que la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS), el banco central y principal regulador del país, se asoció con el banco central de Hong Kong.