Mindfire Lg

La fundación Mindfire, una organización sin fines de lucro establecida con el fin de desarrollar una Inteligencia Artificial abierta, tiene proyectado reunir a las mentes más brillantes de la Tierra, con el propósito de desentrañar uno de los mayores desafíos no resueltos de nuestro tiempo: descifrar el código de la mente.

Pascal Kaufmann, fundador y presidente de la fundación, es un neurocientífico, emprendedor tecnológico y visionario, decidido a unir a los mejores talentos del mundo para abordar el código de la mente. Este distinguido investigador conectó cerebros vivientes a las computadoras de la Universidad de Northwestern y construyó uno de los primeros cyborgs, implantando información directamente en el tejido cerebral.

Referente al propósito de la fundación, Kaufmann explica: “No podemos alcanzar la verdadera inteligencia artificial hasta que comprendamos la inteligencia real. La inteligencia ha evolucionado como un medio de la naturaleza para guiarnos con éxito a través de un entorno en constante cambio. Esto dio lugar a la conducta, las emociones y la conciencia. Estos factores críticos deben tenerse en cuenta para el desarrollo de la Inteligencia Artificial.”

En la fundación se tiene la convicción de que ya tenemos disponible lo que se necesita para decodificar la mente humana. Se trata de reunir a las mentes más brillantes e inspirarlas para que desarrollen todo su potencial, en un entorno completamente nuevo, con los incentivos y el apoyo adecuado.

Por esa razón, se ha organizado una serie de Misiones que abordarán diferentes temas, de acuerdo con los plazos propuestos por el consejo asesor científico. La primera Misión está planificada para efectuarse en la ciudad de Davos, Suiza, comenzando el 12 de mayo de 2018, cuando 100 talentos unirán su poder cognitivo por 9 días, y darán inicio al viaje para liberar el código mental.

Una de las diferencias clave entre el hombre y la máquina, se evidencia al confrontar los sistemas de IA actuales y la inteligencia humana en los ejes de rendimiento (completar una tarea específica) y competencia (tener una comprensión conceptual de los elementos fuera de una tarea específica).

Para tener una mejor comprensión, veamos un ejemplo: mientras que la IA actual puede reconocer un zapato y determinar su función principal, no tiene una competencia para ese objeto fuera de esa función. Por el contrario, un humano tiene esta capacidad, pero además puede entender un zapato fuera de su contexto como únicamente un artículo de calzado. Mindfire espera desarrollar inteligencia sintética con esta capacidad.

En otras palabras, construir una máquina con inteligencia a nivel humano, que sea consciente y capaz de hacer todo lo que los humanos somos capaces de hacer.

A fin de lograr su cometido, la fundación está aceptando aplicaciones de un amplio espectro de campos científicos de la neurociencia, la inteligencia artificial, la biología, la informática y las matemáticas.

Mindfire sin duda ha establecido un objetivo elevado para sí misma, pero si la iniciativa tiene éxito, terminaremos dando la bienvenida a una nueva era en el desarrollo humano. El potencial de inteligencia sintética con las capacidades que la fundación prevé, cambiaría la manera en que nuestra especie opera de formas sin precedentes.